Natural Stories

El reinado de gordos y gordas

En un mundo lleno de estereotipos de belleza en el que muchos hombres y mujeres sufren por conservar ‘la línea’, en el que se premia la flacura, los músculos y las curvas estilizadas, resulta muy particular pensar en que en el mismo planeta en el que vivimos, haya un reinado que premie todo lo contrario, barriga y cachetes prominentes, brazos y piernas rollizas, grasa por todos lados, una buena papada y finalmente un sobrepeso de entre el 25 y el 40% en el reinado de gordos y gordas.

Desde el pasado 30 de septiembre hasta el próximo 06 de octubre están abiertas las votaciones para elegir al más gordo, al más obeso, al que más grasa haya acumulado en el popular reinado de gordos y gordas y todos podemos participar en línea eligiendo la foto de aquel que consideremos más voluminoso.

Oso Pardo (Ursus actos)

Son osos pardos (Ursus arctos) los participantes de este concurso, de este reinado de verdadera belleza y que muestra el esfuerzo de cada uno de los ejemplares participantes por ganar la mayor cantidad de peso posible con miras a sobrevivir un invierno más cada año.

El Fat Bear Week es un evento organizado todos los años por la plataforma de investigación Explore.org y el Parque Nacional Katmai en Alaska y se trata de una estrategia que pretende generar vínculos emotivos con esta especie que habita en el hemisferio norte y que es uno de los carnívoros más grandes del mundo.

Eliminatorias del concurso del #FatBearWeek

Las necesidades de ganar peso por parte de estos enormes plantígrados, obviamente es poder aguantar varios meses en los que no comerán por estar hibernando, sin embargo, hay también necesidades particulares de cada género, mientras los machos están muy interesados en subir de peso para conseguir la hegemonía en los mejores sitios de pesca y ser merecedores de la aceptación por parte de las hembras para el apareamiento, las hembras deben engordar los suficiente como para soportar sus propias necesidades durante la temporada de frío y satisfacer las de las crías que eventualmente puedan estar creciendo en su propio vientre.

Se tiene documentado que los osos pardos que habitan en zonas en donde encuentran oferta de salmón durante un largo periodo del año, presentan mayor tamaño y por supuesto, un peso superior comparado con aquellos que habitan en lugares del mundo que carecen de esta oferta alimenticia.

Le puede interesar: Los salmones que siembran bosques

Son dueños y señores de los ecosistemas en los que habitan, compartiendo la cima de la cadena alimenticia (red trófica) con depredadores como los lobos y los pumas. Un oso adulto es capaz de matar diversas presas de gran tamaño como los inmensos alces y los demás depredadores retroceden usualmente cuando un oso pardo reclama una presa, salvo contadas excepciones cuando las manadas de lobos actúan en conjunto y se pueden presentar reyertas entre ellos.

Desde junio hasta mediados de octubre, una gran cantidad de osos pardos se congregan en Brooks River para comer todo el salmón que puedan mientras los días pasan y ganan libra tras libra con miras a ser el más gordo y saludable oso que pueda enfrentar las bajas temperaturas que en ocasiones llegan a ser inferiores a los -35°C.

Se preparan ingiriendo grandes cantidades de alimentos de contenido graso y cuando los días se van haciendo más cortos, a medida que el fin del verano da paso al otoño cuando las temperaturas descienden, los osos buscan cuevas o laderas de muy difícil acceso en las cuales adecúan un nido en el que descansarán durante más o menos tres meses.

Oso Pardo alimentándose y preparándose para el invierno

En estado de hibernación, su corazón desciende de los 40 a 50 pulsaciones por minuto, habituales en plena actividad, a tan solo 10 ppm, el flujo de sangre y la cantidad de oxígeno disminuye, pero los osos tienen una endorfina que logra aminorar todo el metabolismo celular para resistir ese lento ritmo.

Se han adelantado estudios respecto a la presencia de microorganismos que convierten la urea en otra forma nitrogenada utilizada en la construcción de aminoácidos. Es como si convirtieran la orina en proteínas. Por lo cual no necesitan orinar ni defecar durante su largo sueño.

Superado el invierno, resulta sorprendente ver el cambio fisonómico de los osos que concursaron el año anterior si se comparan las fotos logradas a finales del otoño del 2019 con las que se tomaron en la primavera del 2020. La ganadora del año anterior, Holly, era una frondosa gorda que orgullosa exhibía su voluptuosidad como si de Kim Kardashian se tratara. Pasada la temporada invernal, apenas parecía una de esas modelos fitness.

Los osos pardos habitan los bosques de Europa, Asia y Norteamérica y en este extenso territorio se pueden encontrar varias subespecies como los grandes grizzlys (Ursus arctos horribilis) y el gigante kodiak (Ursus arctos middendorffi). Serán tan variadas las características de las subespecies que su peso corporal puede variar entre ellas desde los 100 hasta los 675 Kg

Si los lectores de Natural Press quieren participar en el reinado de gordos y gordas #FatBearWeek, lo pueden hacer a través de la página web del concurso y votar por su gordo o gorda preferida.

Cámara en vivo Osos Pardos pescando Salmón

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *