News

¿Cómo investigan a Providencia desde el espacio?

Para observar el cambio en las coberturas vegetales, el impacto sobre el bosque seco y las áreas de mangle de Providencia y Santa Catalina después del devastador paso del huracán Iota por el archipiélago, el Instituto Humboldt investiga a Providencia desde el espacio.

El Instituto analizó siete imágenes ópticas de la plataforma Google Earth Engine desde 1986 hasta 2020, obtenidas de los sensores Landsat-5 y Sentinel 2, además de insumos de cartografía básica del IGAC a escala 1:2.000 de 2014.

Luego, los expertos tuvieron acceso a dos imágenes PlanetScope para estimar las afectaciones del huracán Iota en la isla, una del 13 y otra del 20 de noviembre de 2020, las cuales tienen una resolución espacial de tres metros y cuatro bandas espectrales.

Con los insumos satelitales del antes y el después de Providencia, el Instituto Humboldt aplicó el Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada (NDVI) que permitió observar los cambios en la textura en las áreas de vegetación debido a la pérdida de dosel y el arranque de los árboles y arbustos.

“La pérdida de vegetación también se evidencia por el hecho que la fisonomía del terreno se puede ver con una mayor claridad en la imagen posterior al huracán. Algunas vías y ríos como el Lazy Hill, que antes era prácticamente imperceptible para el sensor, se observa con absoluta claridad en la imagen posterior al paso del huracán”, según José Manuel Ochoa, coordinador del programa de evaluación y monitoreo de la biodiversidad del Instituto Humboldt.

El sur de Providencia fue el que menos sufrió de pérdida de vegetación. “Las imágenes revelaron tonalidades de amarillo y verde claro, lo que estaría mostrando cambios menos drásticos. Esto nos permite pensar que son las zonas fuente de biodiversidad de donde partirá la recuperación de la isla”, aclara el experto.

Serie temporal de imágenes Landsat-5 y Sentinel-2 en Providencia entre 1986 y 2020 analizadas por el Instituto Humboldt.
Serie temporal de imágenes Landsat-5 y Sentinel-2 en Providencia entre 1986 y 2020 analizadas por el Instituto Humboldt.

La información satelital será la hoja de ruta para la restauración de los servicios ecosistémicos de la isla.

El análisis del Humboldt revela alteraciones en otros ecosistemas y áreas de Providencia tras el paso de Iota como cambios importantes en la coloración de los humedales, algo que para Ochoa puede estar relacionado con la pérdida de sedimentos.

“En el caso del embalse del sector de la presa de Freshwater Bay se observan cambios en la coloración, lo que implica que los muros de la presa se mantuvieron erguidos sin aumentos o disminuciones significativas del nivel y que hubo una disminución en los sedimentos en suspensión”, dijo Ochoa.

En las imágenes es posible observar la afectación de varias construcciones, evidenciadas a través de la pérdida de techos y daños generales en las infraestructuras. Tal es el caso del estadio de béisbol y el sector sur del aeropuerto.

“En la imagen posterior al huracán se observan algunas viviendas que anteriormente no se veían y vías mucho más evidentes. Esto refleja la pérdida de la vegetación y el arranque de árboles completos en torno a las vías”, indica el análisis.

De acuerdo con Hernando García, director del Instituto Humboldt actualmente el Instituto está trabajando con Microsoft para hacer más análisis en los otros ecosistemas de la isla, como los marinos. “A través del computador planetario que tiene la empresa, podremos definir una estrategia de recuperación basada en la naturaleza y así beneficiar a la comunidad por medio de los servicios ecosistémicos”.

 

 

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *