El relato grabado del ataque de orcas en Australia a una ballena azul

[vc_row][vc_column][social_buttons][vc_column_text text_larger=”no”]En Bremer Bay Australia, en la costa del Océano Austral, los miembros de Whale Watch Western, una compañía australiana especializada en avistamiento de ballenas y turismo, pasan días en el agua aprendiendo sobre una población única y emocionante de orcas que van a conocer junto con turistas apasionados por las orcas y su comportamiento. Hace tan sólo unos días, fueron testigos de una batalla sinigual entre ballenas orcas  y una ballena azul que quedó grabada en vídeo de principio a fin.

A diferencia de las orcas de Bigg y las orcas residentes del sur que vemos en el noroeste del Pacífico, se sabe muy poco sobre esta población de ballenas que se descubrió hace menos de 15 años en Bremer Bay Australia.

donacion-apoyo-Natural-Press

De las orcas de Bremer, se sabe que son comedores generalistas, que cazan tanto peces como mamíferos marinos, y ha habido muchos eventos de depredación documentados en ballenas picudas, pero en este lugar, nunca, un evento de orcas atacando a una gran ballena azul, un mamífero marino de 31 metros en promedio y 130 toneladas. El relato fue contado por los miembros de Whale Watch quienes identifican en algunos momentos de la historia a algunos individuos con un nombre.

“La mañana comenzó como cualquier otra”, narraron los expertos, hasta que en un hecho inusual una ballena azul nadaba sola, acto que fue advertido por una orca que inició la caza. La orca emitió un sonido que alertó al resto de su manada para rodear al animal más grande de la Tierra, la gran ballena azul.

“Hoy,  tuvimos el privilegio de ser testigos del momento en que la Orca encontró a la Ballena Azul hasta el desgarrador momento de su último aliento”.

“La mañana comenzó como cualquier otra y la única sorpresa fue la cantidad de familias en The Patch, cuatro grupos diferentes se arremolinaban felices”, narran los miembros de la organización de avistamiento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”6025″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]El enfoque sí indicó que estaban en busca de comida y mientras los terneros o lactantes del grupo, socializaban en las guarderías, los adultos se estiraron y cubrieron el área completa de The Patch, mientras continuaban forrajeando. Noosa fue vista sola y al sureste del corazón de los terrenos de alimentación, lo que parecía un poco extraño, por lo que la observamos de cerca mientras Alki y su familia salían a la superficie un poco más adelante, relata la historia.

La secuencia de eventos que siguió sucedió tan rápido que la Orca entró en acción, surgiendo hacia el oeste como suelen hacer cuando se han encontrado algo. La urgencia se podía sentir y la marejada fue corta ya que sólo 100 metros a nuestro lado de babor el océano comenzó a brillar de color azul y nuestros corazones se hundieron … era una ballena azul que la Orca había encontrado. Noosa había gritado y todas las Orcas cercanas habían acelerado para ayudarla, pero la Ballena Azul sabía que tenía que seguir nadando.

Fue increíble ver a la ballena azul y la orca surgiendo una al lado de la otra, la caza había comenzado y la intensidad estaba en su punto máximo con todos los involucrados llenos de energía y adrenalina. El agua blanca explotó cuando la enorme masa del Azul moviéndose a tal velocidad creó una situación peligrosa para la Orca que estaba tratando de mantener el control de la ballena y evitar que se alejara de ellos.

La oleada continuó durante más de media hora mientras avanzaban hacia la plataforma cuando llegó una embarcación secundaria e interfirió por completo al estacionarse directamente frente a todas ellas, incluida nuestra embarcación, en lugar de mantener la distancia requerida y segura. Fue una gran preocupación para todos a bordo, incluido un miembro de Parques y Vida Silvestre.

Es comprensible que esto afectó la caza ya que la Orca que se había estado moviendo hacia la Ballena Azul ahora estaba aislada de la influencia de los barcos y tuvo que desviarse antes de poder reagruparse.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”6026″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]La caza continuó hacia el oeste y la ballena azul parecía estar ganando distancia frente a la orca, pero fue entonces cuando observamos un cambio de táctica para atraparla y  otras manadas se movieron para posicionarse frente a la ballena azul que se acercaba. Rompiendo y golpeando la cola se organizaron para tratar de desorientar a la ballena  mientras avanzaba hacia ellos, pero pudimos ver que estaba comenzando a cansarse.

La caza había pasado la marca de las dos horas y solo ahora comenzamos a observar que la Orca ganaba más control cuando comenzaban a apuntar a la tribuna (mandíbula superior e inferior) de la ballena azul.

En todo el mundo se ha observado que los labios y la lengua son la preferencia de las Orcas que cazan ballenas barbadas y hoy pudimos observar a la Orca apuntando repetidamente a esa zona, incluso tratando de meter la cabeza dentro de la boca de la Ballena Azul para llegar a la lengua, explican los observadores de la cacería de la ballena.

“Fue difícil de observar, la caza de individuos tan grandes nunca terminará rápidamente, ya que son simplemente demasiado poderosos y están decididos a rendirse sin luchar”. 

El proceso de aumentar la velocidad, desacelerar y atacar la tribuna continuó durante la siguiente hora mientras la ballena azul  intentaba evadir a la Orca. Pero el gran grupo que se unió a la cacería fue persistente y se pusieron en situaciones peligrosas mientras se movían debajo y alrededor de la enorme ballena azul  que se lanzaría agresivamente hacia el cielo antes de estrellarse nuevamente, la Orca tuvo que esquivarla para evitar ser golpeada.

En un momento, la gran ballena azul se detuvo en seco y la Orca comenzó a empujar mientras intentaban voltearla en un intento de ahogar a la ballena azul, “pero para nuestra preocupación, comenzaron a empujarla directamente hacia el costado de nuestra embarcación”.

Se zambulló debajo de nosotros y la Orca lo siguió antes de que intentara hacer otra ruptura con ellos, pero dondequiera que miramos se podía ver una Orca. La Ballena Azul ahora estaba completamente agotada y la matriarca Queen lo sabía, ahora era el momento de terminar esta batalla. Mirándola con atención, se movió hacia el flanco inferior del Azul y comenzó a morder, lo que provocó que la ballena levantara su enorme pedúnculo hacia el cielo.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row equal_height=”yes” content_placement=”middle” css=”.vc_custom_1535092310881{margin-bottom: 4vh !important;}”][vc_column css=”.vc_custom_1535092315140{margin-bottom: 0px !important;padding-top: 0px !important;}” offset=”vc_col-md-6 vc_col-xs-12″][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=hAlDHZs0F9U” poster_image=”6025″ image_poster_switch=”yes” css=”.vc_custom_1616506130148{margin-bottom: 4vh !important;}”][/vc_column][vc_column css=”.vc_custom_1535092319384{margin-bottom: 4vh !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 20px !important;padding-left: 20px !important;}” offset=”vc_col-md-6 vc_col-xs-12″][woodmart_title align=”left” title=”Cacería de orcas a una ballena azul en Australia” css=”.vc_custom_1616505831848{margin-bottom: 15px !important;}” woodmart_css_id=”6059ebe15e52b” title_font_size=”eyJwYXJhbV90eXBlIjoid29vZG1hcnRfcmVzcG9uc2l2ZV9zaXplIiwiY3NzX2FyZ3MiOnsiZm9udC1zaXplIjpbIiAud29vZG1hcnQtdGl0bGUtY29udGFpbmVyIl19LCJzZWxlY3Rvcl9pZCI6IjYwNTllYmUxNWU1MmIiLCJkYXRhIjp7ImRlc2t0b3AiOiIzNnB4IiwidGFibGV0IjoiMjZweCIsIm1vYmlsZSI6IjIwcHgifX0=” title_width=”100″][woodmart_responsive_text_block size=”custom” font_weight=”300″ color_scheme=”custom” align=”left” color=”eyJwYXJhbV90eXBlIjoid29vZG1hcnRfY29sb3JwaWNrZXIiLCJjc3NfYXJncyI6eyJjb2xvciI6WyIgLndvb2RtYXJ0LXRleHQtYmxvY2siXX0sInNlbGVjdG9yX2lkIjoiNjA1OWVhMjgyMDZlZCIsImRhdGEiOnsiZGVza3RvcCI6IiM4ZThlOGUifX0=” css=”.vc_custom_1616505414585{margin-top: -10px !important;margin-bottom: 15px !important;}” woodmart_css_id=”6059ea28206ed” text_font_size=”eyJwYXJhbV90eXBlIjoid29vZG1hcnRfcmVzcG9uc2l2ZV9zaXplIiwiY3NzX2FyZ3MiOnsiZm9udC1zaXplIjpbIiAud29vZG1hcnQtdGV4dC1ibG9jayJdfSwic2VsZWN0b3JfaWQiOiI2MDU5ZWEyODIwNmVkIiwiZGF0YSI6eyJkZXNrdG9wIjoiMzJweCIsInRhYmxldCI6IjI0cHgiLCJtb2JpbGUiOiIxOHB4In19″ content_width=”100″ inline=”no”]Un video de Whale Watch Western.[/woodmart_responsive_text_block][vc_separator color=”custom” align=”align_left” border_width=”2″ el_width=”10″ accent_color=”#83b735″ css=”.vc_custom_1535093274420{margin-bottom: 20px !important;padding-top: 5px !important;}”][vc_column_text 0=”” el_class=”text-larger” css=”.vc_custom_1616505500933{margin-bottom: 25px !important;}” text_larger=”no”]En Bremer Bay Australia, en la costa del Océano Austral, los miembros de Whale Watch Western, una compañía australiana especializada en avistamiento de ballenas y turismo, hace tan sólo unos días, fueron testigos de una batalla sinigual entre ballenas orcas  y una ballena azul que quedó grabada en vídeo de principio a fin.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Esta no es una historia original de Natural Press, fue adaptada para nuestra plataforma, traducida y recrea toda la historia original de los miembros de En Bremer Bay Australia, en la costa del Océano Austral, los miembros de Whale Watch Western y su experiencia.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

cuadernos-de-naturaleza-amazon-alberto-castano

Deja un comentario

Este sitio usa Cookies, estás de acuerdo?    Más información
Privacidad