News

Felino se recupera en hogar de paso de Corporinoquia

En medio de las limitaciones que ha producido el paro nacional en Colombia y el bloqueo de vías, un ejemplar de Leopardus wiedii  o Margay, fue recuperado por Corporinoquia y llevado al Hogar de Paso El Picón. Actualmente el animal está en condiciones estables y se está evaluando la posibilidad de devolverlo a la vida silvestre una vez salga de la cuarentena, según lo dio a conocer la entidad.

La presencia del ejemplar de Margay en zona rural de Saravena entregado a la Policía Ambiental del municipio el pasado domingo 9 de mayo y quien a su vez debía poner el felino a disposición de la Corporación Autónoma Regional, contó con el seguimiento de la Organización local para la protección animal Lógica y Zoo, quien ha venido haciendo ingentes llamados a Corporinoquía para que recupere con diligencia la fauna que es victima del tráfico y la tenencia ilegal en el municipio.

Fue la organización quien comunicó a través de las redes sociales la urgencia de llevar al felino al hogar de paso de la entidad para valorar su estado y vigilar su recuperación al tiempo que denunciaron la falta de atención sobre la situación por parte de la autoridad ambiental que no tiene sede administrativa en Saravena Arauca y quien aseguró tener dificultades para llegar al municipio como consecuencia de los bloqueos por el paro.

Le puede interesar: Un trigrillo atrapado en el paro

Según versiones de Lógico y Zoo entregadas a Natural Press, el animal fue puesto a disposición de la Policía por un miembro de la comunidad, tenía las patas traseras amarradas y no estaba en buen estado al momento de su entrega debido a los golpes que presuntamente recibió por parte de sus captores.

Igualmente aseguraron que el cuerpo de bomberos y la policía, recibieron la orden de funcionarios de Corporinoquia de liberar al felino,“cosa que evidentemente para los presentes y en opinión de algunos especialistas era irresponsable hacer, por ello intercedimos para que antes de dicha liberación el animal tuviera una valoración profesional por cuenta de miembros de la CAR (médicos, biólogos o los que se necesitaran)”, afirmó Robinson Enciso vocero de la organización.

Margay en hogar de paso de Corporinoquía. Foto Corporinoquia
Margay en hogar de paso de Corporinoquía. Foto Corporinoquia

Desde Natural Press nos pusimos en contacto con miembros de la Policía Ambiental y el Cuerpo de Bomberos de Saravena para confirmar la versión de la organización pero no respondieron.

De acuerdo a Lógica y Zoo, el animal fue puesto en manos de la Clínica La Sabana en donde fue atendido por el veterinario Luís Francisco Blanco. Natural Press se comunicó con el médico para conocer la situación clínica del animal desde el pasado 11 de mayo y el profesional que aseguró estar ocupado respondió nuestro llamado al día siguiente.

Luís Francisco Blanco es el veterinario que ha venido atendiendo algunas urgencias de los animales silvestres de Saravena Arauca autorizado por Corporinoquia. Según el veterinario le dijo a nuestro medio, fue la Policía Nacional quien entregó el tigrillo. “Me llamaron para darle una recepción y evaluar su estado, inmediatamente llamé a la corporación y me puse a su disposición, para ayudar a preservar la vida del animal, no creo que eso esté mal, como profesional debo actuar para preservar la vida” aseguró el veterinario.

Le puede interesar: Colombia ocupa segundo puesto en el Global Big Day

“Somos una clínica veterinaria, equipada y con personas idóneas para ejercer a cabalidad nuestra profesión, como profesional no puedo dejar que la vida del animal se deteriore sin hacer absolutamente nada. La corporación por distancia, situación política y hora de recepción del felino, le era imposible venir, y se coordino con ellos el manejo del paciente”, afirmó el profesional.

La Clínica La Sabana es el único lugar que trata animales silvestres con la autorización de Corporinoquia y con quien trabajan de forma coordinada en los diversos casos que se han presentado en el municipio según lo dio a conocer el veterinario de la autoridad ambiental Johan Camacho.

“Las puertas  de la veterinaria y nuestro esfuerzo, siempre estarán del lado de los que quieran ayudar, en este caso de la corporación y trabajamos con el criterio de personas idóneas en el tema, en este caso del Doctor Johan”, concluyó Blanco, quien prefirió que fuera la misma entidad la que entregara información sobre el estado clínico del animal enviando una copia de un documento de la autoridad ambiental en el que solicita el tratamiento que debían realizarle al felino.

Un Margay en recuperación

El mismo 11 de mayo Corporinoquia a pesar de las condiciones de seguridad y el bloqueo que se vive en el país, recuperó el animal que hoy permanece en el hogar de paso de la entidad. Según una comunicación de la corporación, “al momento de recibir el animal estaba activo y con reflejos a la manipulación de ataque. Es un animal que se observa con características comportamentales clínicas, fisiológicas y nutricionales dentro de los parámetros normales y específicos para su especie”.

En cuanto a su función digestiva, respiratoria, urinaria y cardiovascular y su sistema nervioso, está completamente normal. El animal según el análisis comportamental de la corporación “proviene de un área natural y no es un espécimen con algún signo de acostumbramiento”.

La Corporación aseguró que actualmente se trabaja con la integralidad del grupo de fauna de la corporación, para evaluar si el individuo cuenta con las aptitudes necesarias para un proceso de liberación en hábitat natural posterior a los procedimientos en cuarentena a los que haya lugar.

Fauna en conflicto

El tráfico de fauna y la tenencia ilegal es uno de los fenómenos más corrientes en un país biodiverso y una región igualmente diversa como el departamento de Arauca. Organizaciones como Lógica y Zoo vienen trabajando por la protección de la fauna silvestre y doméstica pero la coordinación con las autoridades no ha sido una tarea fácil. En ocasiones han denunciado la falta de diligencia de las instituciones que tienen a su cargo la protección y conservación de la fauna nativa en el departamento y han generado presión en redes sociales como una forma de lograr una acción rápida por parte de la Policía Ambiental y Corporinoquía.

“Hemos ayudado animales que ante situaciones de urgencia ninguna institución ha querido atender” le explicó a Natural Press  Robinsón Enciso vocero de Lógica y Zoo, quien explica que en ocasiones a las autoridades también les ha sido imposible llegar a tiempo aún habiendo sido notificados, aseguran que Corporinoquia los ha instruido en el protocolo básico de acción ante el conocimiento de situaciones en las que ellos han prestado sus servicios porque su labor principal es velar por los derechos de los animales.

La organización también denuncia que en ocasiones ha rechazado solicitudes de apoyo de Corporinoquía por considerar que  son situaciones que están fuera de sus conocimientos o han estado en desacuerdo de llevar los animales a un sitio que para la organización no es correcto, “ese ha sido el motivo por el cual varios animales como de aves, primates, entre otros se han muerto o se han perdido, pues esa institución llega semanas o meses después”.

Le puede interesar: Un tigrillo atrapado por el paro

Sin embargo la Corporación asegura que si bien, han estado trabajando con el veterinario Francisco Blanco para atender casos urgentes y con él mantienen una comunicación fluida, la organización Lógica y Zoo no ha sido autorizada para realizar liberaciones o atención de animales y es la Clínica la Sabana la que se encarga de recibir instrucciones para la atención de la fauna en un proceso conjunto con el médico veterinario.

La situación que se vive en Arauca es el reflejo de una situación repetitiva en el país teniendo en cuenta que hay una presión sobre la fauna y pocos centros de recepción autorizados, equipos técnicos y profesionales de autoridades ambientales que no cubren las necesidades de un país en el que anualmente se trafican más de 20 mil animales según cifras de la Policía Nacional. De las cifras anuales de fauna extraída y recuperada, un bajo porcentaje puede volver a la naturaleza con un 30% de posibilidades de reintegrarse nuevamente a la vida natural.

Los conflictos con organizaciones rescatistas en el país se acentúan cada vez más en el país, según varias corporaciones autónomas consultadas por Natural Press. Si bien las labores de atención a la fauna silvestre que prestan algunas organizaciones preocupadas por los derechos de los animales son inmediatas superando incluso la capacidad de las autoridades ambientales, los conocimientos técnicos de captura, atención y liberación no cumplen con las normativas ambientales establecidas por la resolución 2064 de 2010 lo que limita el accionar de las organizaciones que no cuentan con el aval de las autoridades ambientales.

El reto para las autoridades ambientales y el Ministerio de Ambiente como órgano rector de la política ambiental en Colombia es enorme teniendo en cuenta el surgimiento de un importante número de organizaciones y ciudadanos preocupados por los derechos de los animales y el bienestar de la fauna silvestre cada vez más afectada por el tráfico y la expansión urbana, entre otros conflictos.

Related Posts

Deja un comentario