News

Oleoducto Keystone XL murió oficialmente

El Oleoducto Keystone XL, murió oficialmente luego que el gobierno de la Provincia de Alberta y la transnacional petrolera canadiense TC Energy anunciaron el pasado miércoles la cancelación oficial del proyecto. En un comunicado oficial  dieron a conocer que acordaron una salida ordenada del proyecto y la asociación KXL.

Según el gobierno de la Provincia de Alberta, el proyecto Keystone XL se propuso por primera vez en 2008 como una extensión de la red existente de Keystone Pipeline. El oleoducto Keystone XL habría ofrecido una forma segura, confiable y ambientalmente responsable de entregar petróleo crudo desde el oeste de Canadá a las refinerías en la costa del Golfo de Estados Unidos.

En 2020, el gobierno de Alberta acordó brindar apoyo financiero a TC Energy para ayudar a avanzar en la construcción del gasoducto, pero en el mes de enero cuando la nueva administración de los Estados Unidos se posicionó, el presidente Joe Biden revocó el permiso presidencial el primer día para el cruce fronterizo Keystone XL y  las actividades de construcción se suspendieron tras la revocación.

Ante la negativa del Presidente de los Estados Unidos, el Premiere de Alberta Jason Kenney ,aseguró: “Estados Unidos es nuestro aliado y socio comercial más importante. Entre todas las provincias canadienses, Alberta tiene los lazos económicos más profundos con los Estados Unidos con exportaciones por valor de $ 100 mil millones y fuertes conexiones sociales que se remontan a más de un siglo refiriéndose a la relación comercial entre ambos países.

Le puede interesar: Fracasa subasta de refugio natural de Alaska

“Como amigos y aliados de Estados Unidos, nos preocupa profundamente que una de las primeras acciones del presidente Biden en el cargo, haya sido rescindir el permiso presidencial para el cruce fronterizo del oleoducto Keystone XL” y se refirió a las 2.000 personas que perdieron sus trabajos con la decisión.

El oleoducto Keystone XL habría cubierto 1.947 kilómetros desde Hardisty, Alberta, hasta Steele City, Nebraska. Habría tenido la capacidad de transportar 830.000 barriles por día de crudo desde los campos petrolíferos del oeste de Canadá hasta las refinerías de la Costa del Golfo en los EE. UU.

Si se hubiera completado el proyecto, habría contribuido aproximadamente $ 2.4 mil millones al PIB de Canadá y un estimado de $ 30 mil millones en ingresos por impuestos y regalías asegura el Gobierno de la Provincia de Alberta ubicada al oeste del país.

Mapa Climate Central
Mapa Climate Central

Diez años de rechazo de los Ambientalistas

Los nuevos proyectos de combustibles fósiles, incluidos oleoductos como Keystone, son incompatibles con limitar el calentamiento global a menos de 1,5 grados Celsius, el límite de temperatura que los científicos aseguran es necesario para evitar el caos climático, afirma el Centro para la Diversidad Biológica, una de las organizaciones que se ha opuesto al proyecto desde hace 10 años y hoy celebra la victoria de cancelación oficial de Keystone XL.

El proyecto ya había sido, rechazado por el presidente Obama, fue puesto sobre la mesa nuevamente por la administración Trump y finalmente murió en la presidencia de Joe Biden.

Para la organización los impactos ambientales eran claros, no solo por la intervención de una zona indígena, también por los impactos sobre la fauna según un informe titulado  In Harm’s Way: cómo el Departamento de Estado de EE. UU. Y el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. Han ignorado los peligros del oleoducto Keystone XL para las especies en peligro de extinción .

“Nuestro análisis encontró que al menos 12 especies amenazadas y en peligro de extinción en cuatro estados se verían perjudicadas por el oleoducto propuesto, incluidas las grullas trompeteras, los charranes pequeños de interior, los escarabajos enterradores estadounidenses, los chorlitos, los esturiones pálidos y los hurones de patas negras”, aseguran en un comunicado.

Las amenazas de este proyecto incluyen la destrucción del hábitat por la alteración masiva del suelo que habría causado este oleoducto, la muerte de aves por colisiones de líneas eléctricas y los impactos potencialmente catastróficos de los derrames del  oleoducto explica la organización.

Actualmente, TC Energy está coordinando con reguladores, partes interesadas y grupos indígenas para garantizar una salida segura y ordenada del proyecto, algunas organizaciones lideradas por indígenas consideran que el Keystone XL generaría un impacto positivo en las comunidades considerando la inversión como una solución a la  pobreza en las reservas indígenas.

Dale Swampy, presidente de la Coalición Nacional de Jefes, se quejó en enero afirmando que la cancelación de Keystone XL supondría menos puestos de trabajo para los indígenas en la construcción y el suministro de bienes y servicios, pero hoy ya no hay nada que hacer la muerte del polémico proyecto es un hecho.

Related Posts

Deja un comentario