News

De Colombia para el mundo, Expedición Tribugá

De Colombia para el mundo, el 22 de noviembre fue lanzado el documental que narra en tres expediciones la gran maravilla que es el Golfo de Tribugá ubicado en el pacífico colombiano, Hope Spot por la importancia de su biodiversidad, su estado de conservación y el balance que tiene como ecosistema.

El documental  muestra lo que significa el Golfo de Tribugá para Colombia, el continente y el mundo, por eso en 2019 fue declarado ‘hope spot’ o un ‘lugar de la esperanza’ para el planeta por la organización internacional Mission Blue quien ha determinado que es un territorio clave para la salud oceánica global y para el equilibrio de las especies y el bienestar de las comunidades que lo habitan y las que indirectamente nos beneficiamos de él.

Con especies únicas de animales y vegetales, muchas de las cuales todavía están por descubrirse, estudiarse y analizarse, el Golfo de Tribugá es un santuario biológico. Además de ser un hábitat o punto migratorio para diversas especies de tiburones, mamíferos marinos, tortugas, aves, peces y, de forma más conocida, una zona donde las ballenas jorobadas se reproducen y tienen sus ballenatos en un espectáculo conocido como el festival de las migraciones.

Los conservacionistas y documentalistas Felipe Mesa, Luis Villegas, Francisco Acosta y Jack Farine se embarcaron en la tarea de filmar, narrar y mostrar el Golfo de Tribugá. Un territorio sobre el que se abalanzan diferentes amenazas, como la tala indiscriminada de árboles o el megaproyecto para la construcción de un puerto que pondría en riesgo la verdadera vocación de este paraíso de importancia global por su biodiversidad.

Sin embargo, más allá de indagar en qué pasaría si este lugar sucumbiera a estas pretensiones (un tema que de todas formas está presente), lo que el documental muestra según sus creadores es lo que hay ahora allí: “un verde hecho de matices incontables, mares hechos de agua y vida, la banda sonora de los sonidos naturales, la multiculturalidad de las comunidades que habitan el territorio, proyectos productivos autosostenibles que se desarrollan, otras maneras de vivir en comunidad y la muestra de que otros sistemas económicos (basados en la solidaridad) son posibles”.

El documental se divide en tres partes que corresponden a tres expediciones diferentes. La primera se llama ‘Jánano’ y sigue a un grupo de biólogos, geólogos, herpetólogos (quienes estudian reptiles) y botánicos mientras exploran este cerro, se adentran en el bosque húmedo y recolectan muestras para conocer y entender la biodiversidad del lugar.

Hasta el momento, las incursiones de estas personas han permitido recolectar 163 muestras, reconociéndose entre ellas varias especies endémicas. El documental muestra una de estas travesías, en las cuales avistan serpientes o duermen rodeados por hongos luminiscentes.

La segunda travesía narrada se denomina ‘Pusa’ y traslada su mirada al mar. El Golfo de Tribugá está bañado por las aguas del Océano Pacífico y su ecosistema marino es rico, complejo y mágico, además de ser el hogar de especies amenazadas como el tiburón martillo y de, potencialmente, de un raro espécimen que es uno de los animales marinos en situación más crítica a nivel mundial: el pez sierra.

La reflexión es que, si se quiere seguir disfrutando de este tesoro natural, hay que hacerlo entendiendo sus dinámicas. Megaproyectos portuarios o turísticos destruirían el delicado equilibrio, destruyendo hábitats, matando especies y obligando a otras a un exilio forzoso, lejos de su hogar. Un ejemplo de esto son las ballenas: ya no podrían reproducirse tranquilamente, llevándose su sinfonía y su majestuosidad titánica a otros parajes, más al interior del mar, lejos de los humanos.

Finalmente, la tercera expedición que compone el documental es ‘Puru’. Este capítulo o momento del film triangula al bosque húmedo y al océano con las comunidades indígenas y afrodescendientes que habitan en este espacio. Pero no desde la fría mirada académica que busca estudiar, sino, como lo dice Jack Farine, productor ejecutivo de la cinta, “para aprender de ellos”. Las comunidades y sus voces son protagonistas.

Estas tres líneas argumentativas y estéticas componen según sus realizadores, una mirada poética del Golfo. Las tomas y sus composiciones diseñan mosaicos en los que la gama cromática natural muestran la dimensión de este sitio: los verdes espesos y los azules marítimos que explotan bajo el sol.

También el sonido es importante: el acento de los habitantes que se entremezclan con los de los investigadores, científicos y conservacionistas (nacionales e internacionales), pero también con la voz de la naturaleza que habla a través de las ballenas, del susurro del viento, de las especies que en el bosque y en el mar dejan escuchar su sinfonía. Una Babel de mil sonidos, pero también de estampas visuales que son difíciles de borrar de las retinas.

Golfo de Tribugá Hope Spot de Mision Blue

La organización internacional Mission Blue liderada por la prestigiosa bióloga estadounidense Sylvia Earle, aprobó la nominación del Golfo de Tribugá como un ‘Hope Spot’ gracias a sus valores ambientales. La aceptación de Tribugá para ser declarado bajo esa figura, significa un gran paso en el propósito de conservar este santuario megadiverso del Pacífico colombiano y blindarlo de las amenazas que representa la posible construcción de un puerto de aguas profundas.

Con este documental, sus creadores proponen que Colombia y el mundo conozcan la importancia del Golfo de Tribugá, sus recursos y su gente y apoyen la iniciativa que rechaza la construcción del puerto de aguas profundas, pero antes, conozcan uno de los lugares más paradisiacos del Chocó biogeográfico colombiano.

El documental completo lo pueden encontrar en este link del 22 de noviembre al seís de diciembre. Mira y comparte. Y firma la petición

Nota original Página https://expediciontribuga.com/

Related Posts

Deja un comentario