Desastres serán cada vez más frecuentes

[vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Desastres serán cada vez más frecuentes según la ONU quien afirma que entre los años 2000 y 2019 se registraron 7348 grandes catástrofes que cobraron 1,23 millones de vidas, afectando a 4200 millones de personas, lo que supuso un costo aproximado de pérdidas económicas mundiales de 2,97 billones de dólares.

Un nuevo informe de las Naciones Unidas concluye que los primeros veinte años de este siglo han sido testigos de un “asombroso” aumento de las amenazas de origen natural y que “casi todas las naciones” han fracasado en la prevención de la “ola de muerte y enfermedad” causada por la pandemia COVID-19.

donacion-apoyo-Natural-Press

El estudio se publica con motivo del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres que se celebra hoy 13 de octubre.

A través de la publicación la ONU hace un llamado urgente  a todos los países a prepararse mejor ante todos los eventos naturales que están afectando a la población mundial, como terremotos y tsunamis hasta recientes amenazas como el coronavirus.

Los datos de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) indican que las naciones ricas han hecho poco para hacer frente a las emisiones contaminantes que están ligadas a las amenazas climáticas que constituyen la mayor parte de los desastres climáticos de hoy en día.

Le puede interesar: Colombia entre los 10 países ejemplo por restauración[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”10361″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Según el informe de la UNDRR – elaborado con el Centro de Investigación sobre la Epidemiología de los Desastres de Bélgica de la Universidad Católica de Lovaina- durante las últimas dos décadas se registraron 7348 desastres en todo el mundo.

Estas catástrofes provocaron la muerte de aproximadamente 1,23 millones de personas, unas 60.000 al año, y más de 4000 millones resultaron afectadas por este tipo de fenómenos, muchas de ellas más de una vez

A estas preocupantes cifras hay que añadirle el costo económico que provocaron las pérdidas de 2,97 billones de dólares a la economía mundial y que la tasa de mortalidad en las naciones más pobres fue cuatro veces superior a la de las ricas.

En cuanto a los países afectados, China con 577 eventos y los Estados Unidos con 467 sucesos comunicaron el mayor número de desastres, seguidos por la India con 321. Filipinas registró 304 e Indonesia 278.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”10241″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]

Aumentan las amenazas de origen natural

El informe constata que el importante aumento de emergencias climáticas se debió al incremento del número de desastres que fue liderado por las inundaciones – que supusieron un 40% del total de las catástrofes afectando a 1650 millones de personas-, seguidas por las tormentas -28%-, los terremotos -8%- y las temperaturas extremas -6%.

Pese a las promesas de la comunidad internacional de reducir el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, Mami Mizutori,Mizutori, máxima responsable de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), calificó de “desconcertante” el hecho de que las naciones sigan “sembrando conscientemente las semillas de nuestra propia destrucción, a pesar de las evidencias y las pruebas de que estamos convirtiendo nuestro único hogar en un infierno inhabitable para millones de personas”.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”10364″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]

Informe de la OMM

Al informe de la ONU se une un estudio realizado por la Organización Meteorológica Mundial OMM y 16 organizaciones más, con conclusiones interesantes sobre los riesgos climáticos de la humanidad, la adaptación y el mejoramiento de los sistemas de alertas tempranas a nivel global.

Según la OMM Los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos —cuya frecuencia, intensidad y gravedad han aumentado a causa del cambio climático— afectan de manera desproporcionada a las comunidades vulnerables. Y, a pesar de ello, una de cada tres personas todavía no está adecuadamente cubierta por sistemas de alerta temprana, según se indica en el informe sobre el estado de los servicios climáticos publicado recientemente.

Le puede interesar : Declaran desastre nacional en Bolivia

Las cifras indican que en 2018, alrededor de 108 millones de personas de todo el mundo necesitaron ayuda del sistema humanitario internacional como consecuencia de tormentas, crecientes de ríos, sequías e incendios forestales. Las proyecciones del informe calculan que, a 2030, esa cifra podría aumentar en casi un 50 %, y que el costo asociado podría rondar los 20 000 millones de dólares anuales por esos la prevención del riesgo y las alertas tempranas son importantes para lo que viene y la humanidad tendrá que afrontar.

En el informe, elaborado por 16 organismos e instituciones de financiación internacionales, hace hincapié en la necesidad de avanzar hacia la instauración de servicios de predicción que tengan en cuenta los impactos. El foco de atención ya no será el tiempo que pueda durar un evento climático sino las consecuencias que este tendrá, y ello permitirá a personas y empresas adoptar medidas tempranas en función de las alertas. La clave está en la prevención y la adaptación a lo que viene teniendo en cuenta que el cambio climático es irreversible.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”10360″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]

Es preciso ir más allá

El aumento de los desastres de índole climática evidencia la necesidad de incrementar las partidas asignadas a adaptación en todos los ámbitos, en especial para reducir los riesgos relacionados con el agua y el clima a través de inversiones que permitan mejorar el acceso a la información sobre riesgos y perfeccionar los sistemas de alerta temprana multirriesgos.

La buena noticia es que los recursos destinados a la financiación para el clima han alcanzado niveles sin precedentes, y en 2017/2018 superaron por primera vez el umbral del medio billón de dólares. No obstante, las medidas adoptadas hasta la fecha son insuficientes para abordar un escenario de calentamiento global de 1,5 °C. Con arreglo a la sugerencia formulada por la Comisión Global de Adaptación, se estima que se necesitarán 180 000 millones de dólares anuales durante el período 2020-2030.

A pesar de que en 2018 los fondos anuales destinados al clima sujetos a seguimiento alcanzaron por primera vez el medio billón de dólares, el porcentaje de esos recursos dedicado a actividades de adaptación es muy pequeño (5 %), y de esa cifra, solo una parte se asigna a iniciativas centradas en la información sobre riesgos y los sistemas de alerta temprana.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

cuadernos-de-naturaleza-amazon-alberto-castano

Deja un comentario

Este sitio usa Cookies, estás de acuerdo?    Más información
Privacidad