News

Emergencia climática en Bogotá ¿Qué implica?

Se declaró la emergencia climática en Bogotá gracias a un acuerdo del Concejo de la Ciudad que convierte la iniciativa en una política pública para la capital de Colombia, hoy pionera a nivel mundial.

El acuerdo que tendrá que ser sancionado por la Alcaldía de Bogotá, implica el reconocimiento de la emergencia planetaria por el cambio climático y sus consecuencias y las acciones que en adelante se deberán llevar a cabo en la capital.

Pero, ¿qué implica que Bogotá sea pionera a nivel mundial en la toma de una decisión tan importante para el futuro de la ciudad y sus casi 8 millones de habitantes?

Una  declaratoria de emergencia climática más que una declaración de intención en Bogotá, se convierte en el inicio de una batalla contra el cambio climático global desde las acciones locales.

La emergencia es un mapa de ruta que reconoce el problema basada en la evidencias científicas, guía a la ciudad a tomar decisiones frente a las acciones de mitigación y adaptación basadas en los mandatos que impone el acuerdo  y se convierte en un ejemplo nacional y mundial.

La propuesta que fue presentada por Susana Muhamad como autora, fue aprobada por 34 votos, la participación de ocho concejales quienes decidieron ser coautores del proyecto y generar sus aportes al documento y la participación del resto en medio del debate positivo para la ciudad.

Gustavo Adolfo Carrión coordinar técnico de la propuesta en entrevista con Natural Press, le contó a nuestro medio que el proyecto de acuerdo que acaba de aprobarse en el Concejo de Bogotá, viene promoviendo el reconocimiento de la emergencia climática hace menos de tres años.

Con la declaratoria afirma Carrión, la ciudad se pone a la vanguardia de un instrumento que viene siendo impulsado por dos corrientes muy fuertes a nivel global, la primera es la perspectiva científica que fundamenta los motivos técnicos por los cuáles el Panel Intergubernamental de Cambio Climático IPCC viene haciendo un llamado a la acción frente a las consecuencias que implica el fenómeno que cada vez se manifiesta de forma más extrema a nivel planetario.

El informe de IPCC en 2018 señaló y recomendó que “para limitar los riesgos de un calentamiento global de 1,5 °C en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, se hace necesario que las transiciones en los sistemas puedan posibilitarse mediante un aumento de inversiones en adaptación y mitigación, instrumentos de política, la aceleración de la innovación tecnológica y cambios de comportamiento”.

Lo anterior, es juntamente lo que busca la declaratoria de la emergencia climática en Bogotá y la adopción de medidas drásticas que hagan frente a las causa del fenómeno global, pero también es una respuesta a los movimientos globales como las huelgas climáticas en Europa y a nivel mundial de Fridays for Future lideradas por Greta Thumberg o Extinction Rebellion quienes han pedido a los gobiernos hacer el reconocimiento de la crisis climática mundial afirma Carrión.

Para le asesor técnico de la propuesta, declarar una emergencia climática en este momento es un llamado a la  acción en la década de la toma de decisiones de la acción climática y un reconocimiento político a una serie de mandatos que tendrán que convertirse en decisiones concretas y técnicas, políticas, administrativas y presupuestales para esta administración y para las próximas.

“Este reconocimiento que se ha hecho en el Concejo de admitir la importancia de un hecho científico y de una propuesta ciudadana que motiva a las acciones, es el verdadero espíritu de la propuesta” destaca Carrión.

¿Y después que viene para Bogotá?

“Se le da una perspectiva de permanencia a un instrumento de política pública que supere a todos los gobiernos, este un instrumento tomado como acuerdo porque además fue por votación mayoritaria y así se le da perdurabilidad” argumenta el asesor técnico de la propuesta.

Gustavo Carrión asegura que “en 2015 Bogotá estableció un Plan de Cambio Climático con grandes ambiciones que en el siguiente gobierno, el de Enrique Peñalosa se eliminó dejando un plan con acciones mínimas”.

“Ahora continuarán las movilizaciones sociales frente a la necesidad de exigir las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático y se tendrá que hacer veeduría al cumplimiento del Acuerdo basado en cada uno de los mandatos” explica.

Un poco de historia sobre las declaratorias de emergencias climáticas

En el mes de mayo de 2019 Reino Unido se convertía en el primer país del mundo en declarar la emergencia climática. Desde ese momento varios países y ciudades capitales en cascada hicieron lo mismo,  Irlanda hacia lo suyo y también Argentina en el extremo sur. Países como Canadá y ciudades como Ottawa, Sídney en Australia, Nueva York en Estados Unidos, Madrid y Barcelona en España se apresuraron también a declarar la emergencia.

Hoy  ya hay más de 1800 declaratorias a nivel mundial, algunas simbólicas y otras efectivas a partir de acuerdos que obligan a que se cumplan sus mandatos como la de Bogotá aprobada por el Concejo y  la de España aprobada por el Parlamento Europeo son un hito que permitirá seguir uniendo esfuerzos efectivos en la lucha contra el cambio climático.

Deja un comentario