News

Huracanes también impactaron arrecifes de coral

Las tormentas y huracanes también impactaron arrecifes de coral  durante el mes de noviembre. En las islas de San Andrés Providencia y Santa Catalina, se afectaron comunidades, la infraestructura de las islas y sus ecosistemas naturales. Una evaluación realizada recientemente por el Invemar  y otras organizaciones, entregó los resultados del estado de arrecifes coralinos y pasturas marinas de las islas.

La evaluación se desarrolló en 24 puntos de corales y pastos marinos priorizados y se concluyó que a 12 metros de profundidad del costado oeste de la isla de Providencia, hay una gran afectación de los arrecifes coralinos en los que se evidenciaron colonias derrumbadas, mientras que en las evaluaciones de los corales de profundidad no se observó mayor afectación.

Durante la evaluación se revisó igualmente el encallamiento de un barco entre Santa Catalina y Providencia y se observó una inmensa cicatriz que dejó en la pradera de pastos marinos, zonas naturales de filtros y captación de sedimentos que permiten que las aguas de las áreas coralinas se mantengan más claras y libres de turbiedad.

Todos los puntos de pastos marinos evaluados con apoyo y análisis de imágenes satelitales realizados por INVEMAR a la estación de McBean se encuentran intactos según lo afirmó el instituto de investigación de asuntos marinos y costeros.

Le puede interesar: Retos de la Prohibición de la pesca de tiburón.

En San Andrés,  la Fundación Corales de Paz junto al equipo de CORALINA y buzos voluntarios, hicieron una evaluación a las áreas de buceo, importantes porque generan aportes determinantes para la economía de la isla.

Los buzos e investigadores  realizaron 18 transectos (tipo buceo errante y video) buscando signos de enfermedad de perdida de tejido de coral duro en los arrecifes, una afectación que está acabando con los corales del caribe y no encontraron evidencia de la enfermedad.

Según Reef Resilent Netword, la enfermedad de pérdida de tejido de coral duro, o SCTLD por sus siglas en inglés, afecta a más de 20 especies de corales duros en el Caribe. Actualmente está causando daños significativos a los arrecifes de coral en Florida y está comenzando a reportarse en otras islas del Caribe. “Se sospecha que la SCTLD es causada por patógenos bacterianos y puede transmitirse a otros corales a través del contacto directo y la circulación del agua”. Afirma la organización internacional.

La bióloga marina Andrea Caicedo, coordinadora del programa de Monitoreo Coralino de la organización Corales de Paz, explica que el resultado preliminar de la evaluación arrojó buenos resultados teniendo en cuenta que la  enfermedad no se encuentra en los arrecifes que fueron explorados en la isla, lo que se convierte en una buena noticia para el estado de salud de las zonas arrecifales. Sin embargo, sí se encontró que el 41% de las colonias de coral evaluadas presentaban signos de blanqueamiento mientras que el 2% presentaban signos de muerte recientemente.”

El blanqueamiento de los corales según la NOAA, se genera por un cambio en la temperatura del agua, si bien, los corales están asociados a aguas cálidas, un aumento en la temperatura pueden provocar la decoloración de estos organismos.

La NOAA advierte que, “cuando el agua está demasiado caliente, los corales expulsan las algas (zooxantelas) que viven en sus tejidos, lo que hace que el coral se vuelva completamente blanco”. A esto se le llama blanqueamiento de coral, un estado de perdida de coloración que genera en ellos una carga mayor de estrés y a futuro puede provocar mortalidad en las colonias.

Importancia de los arrecifes coralinos

Según la NOAA, los arrecifes de coral integran algunos de los ecosistemas más diversos y valiosos de la Tierra. Albergan más especies por unidad de área que cualquier otro entorno marino, incluidas unas 4.000 especies de peces, 800 de corales duros entre muchas más especies. Los científicos estiman que puede haber millones de organismos sin descubrir que viven en los arrecifes y sus alrededores.

Los arrecifes también son considerados bosques húmedos tropicales del mar por su biodiversidad, ya que por lo menos el 25% de toda la fauna marina habita los arrecifes coralinos.

Estos ecosistemas cubren menos del 1% del ambiente marino (aproximadamente 250,000 km2).

La biodiversidad de los arrecifes coralinos es clave porque en ellos se han encontrado medicamentos de gran valor para la humanidad, por eso son conocidos como la farmacia del planeta.

Actualmente nuevos desarrollos para el cáncer y otras enfermedades a partir de animales y plantas de los arrecifes de coral como posibles curas para la artritis, las infecciones bacterianas humanas, los virus y otras enfermedades han salido de los jardines del océano.

Los arrecifes de coral saludables, respaldan la pesca comercial y de subsistencia, así como los empleos y las empresas a través del turismo y la recreación.

Las estructuras de los arrecifes de coral también protegen las costas contra el 97 por ciento de la energía de las olas, tormentas e inundaciones, lo que ayuda a prevenir la pérdida de vidas, daños a la propiedad y erosión costera.

Ayudan al sostenimiento de la producción pesquera, ya que en sus agujeros ofrecen albergue a peces e invertebrados para la reproducción y protección contra los predadores.

En el archipiélago de San Andrés, se encuentran corales y arrecifes en los Parques Nacionales Old Providence Mac Bean Lagoon y Corales de Profundidad, en donde se hay corales a más de 150 metros de profundidad que no hay en ninguna otra parte del caribe según Coralina.

Otra área importante de conservación es la Reserva de la Biosfera Seaflower que cubre el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y tiene una extensión de 180 mil kilómetros cuadrados, en el que se ubica la tercera barrera arrecifal más grande del mundo y la convierte en la Reserva de Biosfera con mayor área marina que existe en la actualidad.

 

Related Posts

Deja un comentario