La comadreja gigante de exportación

[vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Una de las especies que se han convertido en objeto de conservación para el Wilder Institute del Zoológico de Calgary es la Comadreja Gigante o Fisher Weasel en inglés, pero curiosamente, el grupo de investigadores y científicos no eligió a esta especie por ser un objeto de preocupación en la provincia de Alberta, Canadá, felizmente este mustélido es una de las ocho principales especies que tienen muy ocupados a los científicos porque la comadreja gigante es un “producto de exportación”.

En realidad las poblaciones de la comadreja gigante en la provincia de Alberta gozan de muy buena salud y abundancia gracias a la baja intervención de su hábitat natural y a las grandes extensiones de bosque boreal que sirven de hogar a este efectivo pero escurridizo cazador. Sin embargo la presencia de esta especie no ha sido tan placentera en todos los lugares del planeta como en las provincias de British Columbia y Alberta.

donacion-apoyo-Natural-Press

Al igual que tantas otras especies, la comadreja gigante de ‘exportación’ ha sido gravemente impactada por las comunidades humanas que no han sido sensibilizadas y educadas para compartir el planeta con otras especies. Ese es el caso de la provincia de Washington en Estados Unidos, fronteriza con British Columbia en Canadá, en donde a mediados de los años 30 del siglo pasado, extinguieron al segundo mustélido más grande del mundo, la Comadreja Gigante de Norteamérica.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”9605″ img_size=”full” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Esta especie es un ejemplo más de la frecuente interacción negativa que tenemos los humanos con la fauna silvestre. Invadimos sus hábitats naturales y ancestrales, arrasamos con sus bosques que les han brindado refugio y alimento por milenios ahuyentando sus presas naturales y reemplazándolas por aves de corral, gordas y lentas y cuando la especies se encuentran acorraladas por nuestras carreteras, represas o ciudades, se acercan a nosotros, la “especie superior” en busca de alimento y refugio y las recibimos con venenos, trampas y crueldad.

La extinción local de una especie puede modificar todo el entorno y generar graves afectaciones a los ecosistemas, incluso desviar el curso natural de los ríos como ha sido documentado en el pasado cuando los granjeros y ganaderos extinguieron al lobo del parque Yellowstone. Habiendo comprendido esta situación, la nueva realidad es que cada vez las comunidades están escuchando con mayor atención las voces de los investigadores y científicos que trabajan por la conservación de las especies y su coexistencia armoniosa con el ser humano.

Le puede interesar: El Lobo no es el malo del cuento

El Wilder Institute del Zoológico de Calgary, junto con otras instituciones, han venido realizando importantes esfuerzos para garantizar el repoblamiento de determinadas áreas en el estado de Washington y así restaurar el equilibrio natural que durante décadas estuvo roto poniendo en riesgo la supervivencia de muchas otras especies e incluso el armonioso flujo de materia y energía de este delicado ecosistema.[/vc_column_text][vc_empty_space woodmart_hide_large=”0″ woodmart_hide_medium=”0″ woodmart_hide_small=”0″ woodmart_hide_extra_small=”0″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=2hzOSkOOruQ&t=4s&ab_channel=CalgaryZoo” el_width=”70″ align=”center” image_poster_switch=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Desde 2008 se vienen adelantando capturas de ejemplares de la Comadreja Gigante de exportación en British Columbia, Canadá, para ser reintroducidas en Estados Unidos en el Parque Nacional Olympic, las áreas circundantes en el Bosque Nacional Olympic y las Montañas South Cascade de Washington en el Monte Rainier y sus alrededores, sin embargo, el análisis de las muestras de ADN de las trampas de pelo también reveló una pérdida de diversidad genética debido a un porcentaje más pequeño que el deseado de hembras que criaron con éxito, por ello acudieron a ejemplares provenientes de la provincia de Alberta.

Bajo todos los cuidados posibles, las comadrejas gigantes son capturadas por tramperos en los inmensos bosques boreales de Alberta y antes de ser transportadas para su liberación en Washington, pasan un tiempo en las instalaciones del Zoológico de Calgary.

“En el zoológico, el equipo veterinario realiza exámenes de salud y equipa a los pescadores con transmisores antes de trasladarlos. Además, mientras los pescadores están bajo nuestro cuidado, nuestro equipo de investigación del Instituto Wilder recopila datos sobre sus características físicas, edad, sexo, estado de salud y de comportamiento, docilidad, personalidad. El objetivo es comprender cómo estas características de la comadreja afectan la supervivencia, la dispersión y la reproducción de los ejemplares translocados en la naturaleza”, según información de la página web del Wilder Institute[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=”9606″ img_size=”full” alignment=”center” parallax_scroll=”no”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text text_larger=”no”]Esta, la Comadreja Gigante de ‘exportación’, cumple un rol fundamental en la naturaleza al ser controladora de plagas que podrían afectar los cultivos que representan miles de millones de dólares anualmente a la economía de la región.

Como dato curioso de esta fantástica especie, es sabido que son de los pocos depredadores que han podido probar con éxito recurrente la exquisita carne de los puercoespines ya que desarrollaron una estrategia exitosa de caza. Gracias a la articulación en sus patas traseras que les permite girar 180 grados, acorralan a los puercoespines hasta hacerlos trepar a los árboles y cuando esto sucede, los atacan desde arriba y directo a la cara, que es su único punto vulnerable y sin espinas.

Gracias al trabajo del Wilder Institute, el Zoológico de Calgary, el  Departamento de Pesca y Vida Silvestre de  Washington (WDFW) y el  Servicio de Parques Nacionales  (NPS) entre otras instituciones, la comadreja gigante desde Alberta es un producto de exportación para la restauración de las poblaciones y gracias a ello, varios centenares de estos mamíferos ahora corren por los bosques de Washington.[/vc_column_text][vc_empty_space woodmart_hide_large=”0″ woodmart_hide_medium=”0″ woodmart_hide_small=”0″ woodmart_hide_extra_small=”0″][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=xi_YI3wDxKE&ab_channel=CalgaryZoo” el_width=”70″ align=”center” title=”Fisher Release in North Cascades Washington” image_poster_switch=”no”][/vc_column][/vc_row]

cuadernos-de-naturaleza-amazon-alberto-castano

Deja un comentario

Este sitio usa Cookies, estás de acuerdo?    Más información
Privacidad