News

En el 2050 el Ártico no tendrá hielo en el verano

Se prevé que el hielo marino del Ártico en verano desaparecerá antes de 2050, lo que tendrá consecuencias devastadoras para el ecosistema. Estos son los resultados de un nuevo estudio en el que participaron 21 institutos de investigación de todo el mundo, incluida la Universidad McGill en los que utilizamos modelos climáticos para llegar a esta conclusión.

El estudio publicado en Geophysical Research Letters, analizó resultados recientes de 40 modelos climáticos diferentes y gracias a eso los investigadores evaluaron la evolución de la capa de hielo marino del Ártico en un escenario con altas emisiones de CO 2 y poca protección climática. Como era de esperarse, el hielo marino del Ártico en verano desapareció rápidamente en estas simulaciones. Sorprendentemente, también encontraron que el hielo desapareció en algunas simulaciones donde las emisiones de CO 2 se redujeron rápidamente.

La frecuencia con la que el Ártico perderá su capa de hielo marino en el futuro dependerá fundamentalmente de las futuras emisiones de CO 2 según lo concluyó el estudio. Si las emisiones se reducen rápidamente, los años sin hielo solo ocurren ocasionalmente. Con mayores emisiones, el Océano Ártico estará libre de hielo en la mayoría de los años. Esto nos dice que los humanos aún determinan la frecuencia con la que el Océano Ártico estará libre de hielo en el verano, dependiendo de nuestro nivel futuro de emisiones, explica el coautor del estudio Bruno Tremblay , profesor asociado del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad McGill en Canadá.

Actualmente, el Polo Norte está cubierto por hielo marino durante todo el año. Cada verano, el área de cobertura de hielo marino disminuye y vuelve a crecer en invierno. Sin embargo, como resultado del calentamiento global, el área total del Océano Ártico cubierta por hielo marino se ha reducido rápidamente en las últimas décadas. Según los investigadores, esto afecta sustancialmente al ecosistema y al clima del Ártico. La capa de hielo marino es un coto de caza y un hábitat para los osos polares y las focas y mantiene fresco el Ártico al reflejar la luz solar.

“Si bien la extensión del hielo marino del Ártico está disminuyendo durante esta transición a un Ártico libre de hielo, la variabilidad de un año a otro aumenta considerablemente, lo que dificulta la vida de las poblaciones locales y las especies que dependen del hielo” concluyó Tremblay.

Con información de la Universidad de McGill Canadá.

Related Posts

Deja un comentario