News

Envenenan cinco zorros en Antioquia

Las imágenes muestran la triste realidad del conflicto con la biodiversidad, cinco zorros en un área semiurbana, recorridos de paso de los individuos que resultan carismáticos para unos y un objeto de conflicto para otros. Autoridades buscan a los culpables del evento.

Los conflictos con la fauna nativa colombiana continúan, esta vez cinco zorros  de la especie Cerdocyon thous con amplia distribución por el territorio colombiano, fueron envenenados  en la vereda San Antonio La Compañía del municipio de San Vicente Ferrer en el departamento de Antioquia, jurisdicción de Cornare.

La muerte de los animales fue denunciada por la comunidad, los zorros (2 machos y 3 hembras) fueron encontrados por las autoridades y de inmediato se hicieron las necropsias para determinar la causa que generó la muerte de los individuos.

“Con profunda tristeza y desconcierto Cornare rechaza el caso de envenenamiento de un grupo de 5 zorros el pasado 10 de abril. Se trata de un atentado contra la fauna silvestre presente en la Reserva Natural de la Sociedad Civil “Libertad” y contra toda la biodiversidad del territorio, por lo que nuestro equipo de profesionales, en coordinación con la Policía Nacional y la Administración Municipal de San Vicente, espera esclarecer lo sucedido y dar con los responsables de este lamentable hecho”, aseguró la autoridad ambiental en un comunicado a la opinión pública.

Según Cornare en  la evaluación externa que se le hizo a los zorros en busca de establecer las causas de la muerte, se observó sangrado por boca, nariz y orejas, lo que ya es un indicador de intoxicación.

El informe de la necropsia, junto a la información recopilada en la zona, fue concluyente de una intoxicación por warfarínicos, un tóxico que usan generalmente para matar ratas, uno de los más usados recibe el nombre de “campeón” y lo que hace es generar hemorragias internas y posteriormente la muerte del animal”, explicó Cristina Buitrago, Médica Veterinaria de Cornare.

Además, dijo que actualmente el personal médico se encuentra revisando los restos de los animales y haciendo una evaluación del alimento que se encontraba en el estómago de los zorros donde hay restos compatibles con aves de corral. “En este procedimiento nos está ayudando la Unidad de Investigación Foreste de la Universidad Remington y la Subsecretaría de Bienestar Animal de la Gobernación de Antioquia”, puntualizó Buitrago.

 

En caso de comprobar las sospechas que tienen los investigadores del caso, los señalados podrían obtener una sanción ambiental, especialmente si se corrobora que los restos del pollo corresponden al galpón del vecino que fue denunciado por la comunidad. “Ante este nuevo caso de intolerancia, hacemos un llamado a la comunidad para que primero nos contacten cuando ocurran casos de conflicto y puedan recibir las capacitaciones y técnicas apropiadas de manejo. Hay muchas maneras de prevenir accidentes y salvaguardar la vida de nuestra fauna silvestre aseguró Cornare, como autoridad ambiental en esta parte del territorio antioqueño.

Conflicto con campesinos

La perdida de hábitat, la ausencia de corredores de bosque y con ellos la escasez de presas en los ecosistemas de la región en los que habita el zorro (Cerdocyon thous), son causas de conflicto con las comunidades campesinas.

Los zorros como les llaman comúnmente de la especie Cerdocyon thous, conocidos también como zorro perro, normalmente se les denomina así porque su apariencia y hábitos son similares a los de los “zorros verdaderos” aunque son mucho más cercanos a los chacales y coyotes.

Los Cerdocyon thous, aprovechan numerosos recursos alimenticios y su dieta es estacional. Buscan alimentos recorriendo diversos hábitats y con la fragmentación de los bosques, aunque huidizos, cada vez es más común verlos en áreas semiurbanas.

Si los ecosistemas habitados por los zorros están en buen estado, se comportan como especialista ante un hábitat productivo que le ofrece diversas presas pequeñas como roedores, cangrejos, ranas, reptiles, aves, tortugas, musarañas e insectos de los que obtiene una oferta proteica importante y además consume huevos, carroña y algunos vegetales, semillas y frutos. Pero  quienes conocen su comportamiento y lo que refiere la literatura científica sobre la especie, asegura que es un oportunista trófico, si en la mitad del camino se encuentra con presas fáciles como aves de corral, las caza, aspecto que genera conflicto con las comunidades que lo ven como un depredador indeseable y en represalia los eliminan.

Los cánidos como el Cerdocyon thous, son controladores de roedores que podrían afectar las siembras de campesinos, y en caso de seguir exterminándolos, el control de plagas perdería un aliado que contribuye también con la eliminación de carroña de los ecosistemas al ser consumidor de animales muertos y en descomposición que no ha cazado. También pierden un dispersor de semillas que contribuye en la regeneración del bosque porque también consumen pequeños frutos que dispersan por el bosque y se convierten en nuevos árboles.

Y aunque la especie es abundante y La Lista Roja de la UICN le considera una especie bajo preocupación menor debido a su relativa abundancia y a que ocupa la mayor parte de los hábitats; pero no se disponen de datos.

Según Cornare, lamentablemente los zorros han perdido gran parte de su hábitat natural a causa de la expansión de la frontera agropecuaria, la urbanización, la tala y han visto disminuidas sus presas a causa de la cacería y la pérdida de biodiversidad, por esta razón es común que estén cada vez más cerca de asentamientos humanos porque tienen menos espacio natural en el cual puedan encontrar refugio y alimento, concluye al autoridad ambiental.

Related Posts

Deja un comentario