News

Origen de carne del Grupo Éxito, siembra dudas

Representantes de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía de Colombia OPIAC, hacen un llamado al Gobierno Nacional a incrementar los esfuerzos para evitar el aumento de la frontera agrícola y el acaparamiento de tierras en territorio indígena y proponen que a través de una ley, el país pueda establecer la trazabilidad de la producción cárnica que permita controlar la deforestación en la Amazonía colombiana.

La solicitud la hicieron luego de que se conociera que ONGs ambientalistas de Francia, Estados Unidos y cuatro organizaciones indígenas de la Amazonía de Brasil y Colombia, entablaron una demanda ante el tribunal de Saint-Etienneen  contra Casino, propietario del Grupo Éxito en Colombia y  Pão de Açúcar en Brasil.

La coalición internacional de asociaciones Canopée, Envol Vert, France Nature Environnement, Mighty Earth, Notre Affaire à Tous, Sherpa y Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña (COIAB), la Organización Nacional de Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), la Federación de Pueblos Indígenas de Pará (FEPIPA), la Federación de Pueblos Indígenas y Organizaciones de Mato Grosso (FEPOIMT), presentaron ante el tribunal las pruebas con las que aseguran que el Grupo Casino contribuye con la deforestación y el acaparamiento de territorios indígenas en sus cadenas de suministro en Brasil y Colombia .

Le puede interesar: Cambio climático, el planeta está en saldo rojo

Esta es la primera vez que se lleva a una cadena de supermercados a los tribunales por deforestación y violaciones de los derechos humanos en virtud de la Ley Francesa de Diligencia Debida, adoptada en marzo de 2017 (“loi sur le devoir de vigilance” en francés). Los grupos indígenas reclaman una indemnización por los daños causados ​​a sus tierras tradicionales y el impacto en sus medios de vida.

“Coadyuvamos en esta demanda porque somos directamente afectados por la deforestación de la Amazonía y los incendios forestales, para nadie es un secreto que la deforestación está asociada a la ganadería”, afirmó Fanny Kuiro Castro, vocera de la OPIAC.

La líder indígena del pueblo Uitoto de Colombia, aseguró que el caso del Pueblo Nukak en Guaviare está asociado a la deforestación por la ganadería. “Ellos están siendo desplazados de sus territorios ancestrales donde ejercen el nomadismo y se han visto reducidos a espacios muy pequeños y para nadie es un secreto que están cercados por fincas ganaderas” afirmó Kuiro Castro.

La deforestación de la Amazonía en Colombia ha afectado al territorio Nukak Makuk
La deforestación de la Amazonía en Colombia ha afectado al territorio Nukak Makuk.

Al territorio Nukak lo rodean plantaciones de palma ilegal sembradas sobre el área de Reserva Forestal de la Amazonía, protegida por la Ley 2 de 1959 y más de 5 terrenos para producción ganadera que se van ampliando, quitándole terreno a la comunidad que se vio obligada a abandonar el nomadismo por el sedentarismo en un finca en Plan Bonito, porque su territorio está sembrado en coca, palma y minas.

La situación de pueblos como el Nukak y el aumento de la deforestación por la ampliación de tierras para la ganadería en áreas de reserva y territorios indígenas, mantiene a la OPIAC firme en su propósito contra emporios como Casino.

“Hemos identificado que por la ganadería se están deforestando nuestros departamentos como el caso del Guaviare que tiene un 30% del departamento deforestado, Caquetá Putumayo, Meta y ahora Guainía, donde también está entrando la ganadería” afirmó Wilter Rodríguez, coordinador de Medio Ambiente y Cambio Climático de la OPIAC en entrevista con Natural Press.

El líder aseguró que con la demanda condenan a todas las cadenas de expendio de carne de res que no saben como en el caso del Grupo Éxito en Colombia, cómo están controlando el ganado vacuno en territorios de la Amazonía y le exigen al Gobierno y a la cadena colombiana propiedad de Casino, que de forma transparente les informen dónde producen y bajo qué condiciones.

“Las Empresas del Grupo Éxito podrían decir que tienen las certificaciones de las carnes que producen pero a nosotros nadie nos garantiza que lo están haciendo tal y como lo dicen, lo cierto es que la selva Amazónica la están deforestando gracias a la ganadería y los monocultivos que están afectando nuestros territorios”, afirmó el líder de Medio Ambiente y Cambio Climático de la OPIAC.

Natural Press se puso en contacto con el Grupo Éxito para conocer su opinión y aseguró mediante un comunicado que la ganadería sostenible es uno de los focos de la estrategia de sostenibilidad de la compañía: Grupo Éxito es pionero en el retail colombiano en la implementación de un modelo de ganadería que contribuye a la conservación de los ecosistemas, el bienestar animal, y el desarrollo económico, social y ambiental del país, y hoy monitorea el 100% de los terrenos (más de 37.000 hectáreas) de sus 39 proveedores, en 9 departamentos de Colombia, Meta, Casanare, Córdoba, Santander, Cundinamarca, Cesar, Sucre, Atlántico y Magdalena, “razón por la cual toda la carne que se comercializa en sus tiendas proviene de fincas comprometidas con la conservación de los ecosistemas naturales”. afirmó la compañía.

Según la organización desde el año 2017 trabajan impulsando un modelo de conservación de ganadería sostenible junto con sus proveedores y aliados creando lineamientos para la transición de su negocio de carne de res hacia un negocio sostenible.  Y explican que durante el 2020, Grupo Éxito puso en marcha la comercialización de carne con la etiqueta GANSO que permite al consumidor reconocer el producto con atributos de conservación maximizados y los cuales se encuentran actualmente en 5 tiendas del formato Carulla FreshMarket.

La ganadería es uno de los prinpales motores de deforestación en Brasil y Colombia.
La ganadería es uno de los principales motores de deforestación en Brasil y Colombia.

¿Puede hablarse de un proceso de producción sostenible total?

En 2017 Grupo Éxito impulsó la certificación Rainforest Alliance de ganadería sostenible entre sus proveedores, asegura un comunicado de la organización. La certificación fue obtenida por Hacienda San Antonio de Agrolonja, uno de los proveedores nacionales de carne bovina de Grupo Éxito. “Es la primera vez que una finca ganadera recibe esta certificación en Colombia”. El proceso fue posible gracias al liderazgo del Grupo Éxito y al trabajo conjunto con Agrolonja, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo sostenible, Tropical Forest Alliance, WWF, Fundación Natura, y las embajadas de Alemania, Noruega y Reino Unido.

Después de dos años y justo a finales de 2020, Grupo Éxito aseguró que “de sus 39 proveedores, toda la carne que se comercializa en sus tiendas proviene de fincas comprometidas con la conservación de los ecosistemas naturales”.

Natural Press conoció el proceso a través del cual uno de los proveedores de los 9 departamentos en los que el Grupo Éxito desarrolla su proyecto de ganadería sostenible, le entrega el producto a la organización.

Un proveedor del Grupo Éxito está codificado para funcionar como intermediario con los ganaderos de una región. Cada proveedor deberá cumplir con unas metas que incluyen un número de animales y comisiona por la entrega puntual de los ejemplares pactados.

El trabajo del proveedor consiste en buscar los animales con las características indicadas de finca en finca y comprarlos a los productores, pero el proveedor no tiene injerencia sobre la forma en la que los animales son levantados y el manejo de las fincas que entregan sus animales.

Un animal que cumpla con las condiciones de peso, tamaño, edad y buen estado de salud, integra el pool de reces que pasarán a sacrificio, pero levantar un animal en una finca con producción sostenible, no es una condición para adquirirlo, sobre todo cuando cada ganadero tiene una forma de levantar su ganado y las historias y experiencias no son las mismas.

“Hablar de una estandarización de la producción ganadera sostenible en las fincas que entregan ganado no es real”.

El testimonio deja claro que las fincas no son monitoreadas en un 100% como afirma el Éxito y el único proveedor de uno de los  nueve departamentos en los que funciona el proyecto, no escoge fincas sostenibles para adquirir el ganado que será sacrificado, cualquier ganadero que ofrezca un animal que le sirva al proveedor integra el grupo de reses que serán vendidas posteriormente por el Éxito.

Un proveedor del Grupo Éxito está codificado para funcionar como intermediario con los ganaderos de una región.
Un proveedor del Grupo Éxito está codificado para funcionar como intermediario con los ganaderos de una región.

El caso de Brasil

Destrucción ambiental y violaciones de derechos humanos

La demanda alega violaciones sistémicas de las leyes ambientales y de derechos humanos en las cadenas de suministro de Casino en Brasil y Colombia durante un largo período de tiempo según una comunicación de la organización Mighty Earth.

Según la evidencia recopilada y analizada por el Centro de Análisis de Delitos Climáticos (CCCA) para este caso, Casino compraba regularmente carne de res de tres mataderos propiedad de JBS, una empacadora de carne. Los tres mataderos obtuvieron ganado de 592 proveedores responsables de al menos 50.000 hectáreas de deforestación entre 2008 y 2020 (1). El área deforestada es cinco veces el tamaño de París.

La evidencia presentada en esta demanda también muestra violaciones a los derechos indígenas. En uno de los casos documentados, la tierra consuetudinaria propiedad y administrada por la comunidad de Uru Eu Wau Wau en el estado de Rondônia, Brasil fue invadida y puesta en producción por granjas de ganado que suministran carne de res al Pão de Açúcar de Casino.

Responsabilidad de Groupe Casino

Las organizaciones demandantes aseguran que a pesar de los numerosos informes de los medios que relacionan los productos de Casino con la deforestación y el acaparamiento de tierras, la compañía no ha revisado sus políticas de monitoreo y aplicación para garantizar que no haya violaciones de derechos humanos o ambientales en toda su cadena de suministro.

La empresa respondió a los demandantes en su momento que “ debido al bajo número de reportes que mencionan al ganado como impulsor de la deforestación en Colombia ”, Casino no considera relevante incluir al país en el alcance de su plan de debida diligencia. Sin embargo, Colombia tiene una de las tasas de deforestación más altas del mundo, siendo el ganado la principal causa.

A pesar del creciente cuerpo de evidencia que vincula a la mayor empresa cárnica del mundo, JBS, a la deforestación e incluso al trabajo esclavo (3), Casino Group todavía compra a JBS. Además, Casino no se ha comprometido a vender únicamente carne sin deforestación ni conversión cero en sus tiendas Pão de Açúcar, Casino o Grupo Éxito.

Casino es la cadena de supermercados más grande de Brasil y Colombia a través de sus marcas Pão de Açúcar y Grupo Éxito respectivamente. Las operaciones de Casino en América del Sur representan casi la mitad (47%) de los ingresos globales del grupo.

La ley de Deber de Vigilancia de Francia exige que las empresas con sede en Francia con más de 5.000 empleados tomen medidas adecuadas y efectivas para prevenir violaciones graves de los derechos humanos y del medio ambiente en todas sus cadenas de suministro. Si no lo hacen, se les puede considerar responsables y se les puede ordenar el pago de daños y perjuicios.

Related Posts

Deja un comentario