Natural Stories

¿Afectan las olas de calor la hibernación de los osos?

El verano de 2021 en el hemisferio norte estuvo marcado por temperaturas inusuales, olas de calor generaron incendios espontáneos, deshielos y alertas de inundación, tres meses críticos que tendrán consecuencias en los osos negros que buscan alimentarse en otoño para entrar en su proceso natural de hibernación.

¿Cómo afectan las olas de calor la hibernación de los osos? Los científicos hacen una llamado de alerta.

La temperatura subió a 49 grados, una situación irregular para algunas áreas boscosas canadienses en la provincia de Columbia Británica. Con el intenso calor, los frutos del bosque se maduraron rápidamente y cayeron al suelo sin que alcanzaran a ser colectados y consumidos por los osos y otros animales.

El fuego ardió espontáneamente, las bayas, los brotes tiernos y semillas que alimentan a los osos se quemaron, las pasturas llenas de dientes de león y cola de vaca ardieron, los insectos que eran presa del rey del bosque se volvieron cenizas diezmando la posibilidad de osos negros de prepararse para hibernar.

El llamado a darle espacios a los osos para que se alimenten en sus hábitats naturales sin empujarlos a buscar alimentos en comunidades cercanas obligados por la necesidad de aumentar sus calorías en el otoño para el periodo de hibernación lo hace Luci Cadman, directora de la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte.

Para la conservacionista esta es una época del año delicada para estos plantígrados. “Pedimos a la gente que respete el espacio personal de nuestros osos”, dijo Cadman en una entrevista con la cadena CBC de Canadá.

La Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte hace esfuerzos por la conservación de la especie y la educación de las comunidades en la Provincia de Columbia Británica BC.

La principal preocupación es que los osos no encuentren de forma natural los alimentos necesarios para estar preparados para el invierno y ese momento de hibernación es vital para ellos. Todo, debido a las olas de calor y la actual situación que viven los bosques que fueron afectados por los incendios

 Incendios forestales ponen en riesgo la hibernación

El otoño en el norte es la época de hiperfagia de los osos negros, es el momento en el que comen y beben en exceso para aumentar su carga calórica y estar listos para encerrarse e hibernar hasta el final del invierno en febrero próximo.

En sus cuevas dormitan, se hacen masajes musculares, salen a hacer sus necesidades, no comen ni beben y están alertas a cualquier depredador por eso su sueño no es profundo.

Le puede interesar: ¿Por qué seres humanos y animales estamos en conflicto?

Pero las condiciones del verano fueron extremas y los bosques tiene alta probabilidad de no estar en su mejor momento para ofrecer a los osos todo lo que necesitan en el otoño. Los incendios del verano pasado y las olas de calor podrían reducir sus posibilidades de alimentación.

Después de haber perdido el 30% de su peso corporal durante la hibernación la época más importante para buscar alimento es el otoño antes de ese tiempo no estarán tan urgidos explica la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte.

Los pastos, los dientes de león, la cola de caballo, los juncos son ricos en proteínas para el oso, ellos pastan antes que lleguen las bayas en el mes de junio sin que esta sea la alimentación más importante de la temporada, pero el momento decisivo llegará unos meses después en septiembre y octubre, época otoñal en la que otros frutos, insectos y sobre todo salmones serán su dieta más importante.

Con los bosques incinerados por los incendios del verano pasado y las temperaturas más altas que el promedio histórico, también disminuyen las posibilidades de éxito de los cachorros que salieron en febrero pasado de sus guaridas de nacimiento y que en esta época otoñal no podrán alimentarse, aprender a buscar comida y desarrollar sus habilidades para ser destetados meses después.

La regeneración del bosque también se podría ver afectada, los osos comen vayas en abundancia durante el verano, las recogen con sus suaves labios y lenguas largas, miles de ellas pasan por su tracto intestinal y vuelven al bosques nuevamente en forma de heces que después en los suelos húmedos y con ayuda de la luz germinan y se convierten en nuevos arbustos llenos de bayas que alimenten a más osos es un ciclo perfecto.

Le puede interesar: Cinco animales endémicos de Canadá.

Durante el otoño, la época de hiperfagia en la que comen y beben en exceso, los osos pueden estar activos comiendo durante 20 horas para poder encontrar y comer la mayor cantidad de alimentos que aporten calorías y agua.

Los osos  que viven en la periferia de zonas urbanas, escogen recorridos por los ríos durante el otoño en busca de salmones y será usual verlos caminar cerca de casas ubicadas al lado de los ríos en medio del bosque, explica la sociedad la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte por lo que ahuyentarlos en esta y otras épocas nunca es una buena opción para el buen desarrollo de la especie y sus individuos.

Bosques en buen estado para una cría exitosa

Los osos que merodean por senderos que también son de uso humano necesitan espacios para vivir en la vida silvestre con tranquilidad y mucho más cuando es el momento de cría y enseñanza.

Y es que la temporada de apareamiento de los osos es en primavera y entrado el verano pero un ovulo fertilizado solo tendrá éxito y se desarrollará si la hembra ganó el peso suficiente en otoño, otro aspecto que es determinante para la especie.

Una osa que se alimenta sanamente durante el verano tendrá más posibilidad de entrar en su guarida en invierno y dar a luz tres o cuatro osos sanos en el mes de enero. Si la madre oso se alimentó bien, los oseznos tendrán más posibilidades de éxito en el tiempo venidero.

Le puede interesar: Olas de calor marcan temperaturas record en Estados Unidos y Canadá.

Un madre oso solo está con sus cachorros hasta los 16 meses, momento en el que los pequeños deben aprender en ese tiempo la forma correcta de alimentarse, los frutos que comerán el resto de su vida y durante la temporada tendrán que desarrollar sus habilidades.

Hemos visto situaciones en la costa norte en las que una madre y sus cachorros estaban pescando cuando la presencia de perros sin correa obligó al osezno a soltar el pescado y huir de la madre. Esto afecta el valioso tiempo de enseñanza”, afirmó Cadman.

Por eso la alternativa en medio de este momento de crisis que están viviendo los osos por los incendios forestales es darles espacio y no ahuyentarlos por miedo, si en este momento no consumen las calorías necesarias, tristemente no podrán llegar hasta la siguiente primavera.

¿Cómo contribuir al proceso natural de la especie?

Hacer un contacto intencional con los humanos no es parte de la naturaleza de los osos, por eso tener encuentros respetuosos con los individuos de osos es lo ideal asegura la Sociedad del Oso Negro en la Costa Norte.

Es importante darle a los osos espacios para comer, nunca hay que alejarlos de sus alimentos naturales, alejar a los osos de sus lugares de ramoneo de bayas o de pesca no es respetuoso y es una practica que atenta contra la vida de los osos porque se ven obligados a encontrar comida antinatural en las casas de los seres humanos.

“La basura y los productos orgánicos son los que más atraen a los osos, y cuando ellos encuentran este tipo de fuentes de alimento, van a comer absolutamente cualquier cosa que huela bien para ellos. Los osos se comerán el plástico, el papel de aluminio, de modo que sus cuerpos se llenarán de este horrible plástico que ciertamente no es bueno para ellos” afirma la Directora de la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte.

Los expertos de la sociedad aseguran que si se encuentran con un oso comiendo, pueden hablarle con voz tranquila y retirarse, una de las señales de estrés de un oso negro es aparentar estar tranquilo y seguir comiendo como si nada hubiera pasado o hacer sonidos y abrir la boca señales de alerta para ellos y no de agresión, que debemos identificar.

Le puede interesar: Los salmones siembran bosques.

Los osos y sus hogares están bajo constante presión de desarrollo, cada año en Columbia Británica , El Servicio de Oficiales de Conservación de BC mata entre 500 y 1000 osos negros.

Cifras de osos muertos en la Costa Norte según El Servicio de Oficiales de Conservación de BC.
Cifras de osos muertos en la Costa Norte según El Servicio de Oficiales de Conservación de BC.

La mayoría de los osos mueren por entrar a lugares residenciales o a casas en busca de comida asegura la Sociedad para su protección. En Junio de 2021 los oficiales de conservación mataron 75 osos negros y uno solo fue reubicado.

“Entendemos que a mucha gente le encanta ver a nuestra fauna silvestre moviéndose por la comunidad, pero debemos respetar su espacio personal porque muy a menudo hay signos sutiles de estrés que se malinterpretan como comportamiento agresivo”, asegura Luci Cadman.

Las estrategias y los planes para permitir un otoño más productivo para los osos no se hacen esperar en la Provincia de Columbia Británica aunque la educación a las comunidades nunca es suficiente, la municipalidad de Whistler en BC decidió cerrar los senderos de caminata a principios de este mes para permitir que los osos pardos de la zona tengan el tiempo suficiente, y sin ser interrumpidos, para prepararse para la hibernación.

Además de dar amplio espacio a los osos, los residentes deben procurar deshacerse de la basura de forma adecuada y tener cuidado o eliminar otros elementos que puedan atraer a estos grandes animales, como la fruta caída de los árboles frutales, los comederos de pájaros y otras fuentes de alimento.

Así habrá osos para rato y convivencia con tranquilidad entre osos y seres humanos, dos especies que conviven juntas pero no revueltas.

Related Posts

Deja un comentario