News

El Puerto de Tribugá en el limbo

El pasado martes la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, dio a conocer a través de un comunicado de prensa que se declaró el desistimiento tácito de la solicitud de concesión portuaria presentada por la Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes S.A. ubicada en el municipio de Tribugá, departamento del Chocó en el Pacífico Colombiano debido a que no cumplió con el requisito relacionado con la garantía de seriedad del ofrecimiento. Pero esto no quiere decir que el proyecto no vaya, de hecho hay serios indicios para afirmar que el Puerto de Tribugá sí va.

En el comunicado la ANI expresa las diversas anomalías que se han presentado frente a la entrega de información para concesionar el puerto desde el año 2016 y ante la falta de documentación, tomaron la decisión de desistimiento del proyecto, lo que conlleva a cerrar el expediente del mismo.

La Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes S.A., explica la ANI, presentó el 2 de marzo de 2016, una solicitud de “…una concesión portuaria para ocupar en forma temporal y exclusiva, por un periodo de 20 años, unos bienes de uso público para la construcción, operación, administración y explotación comercial de unas instalaciones portuarias de servicio público, ubicadas en el municipio de Tribugá, departamento del Chocó – Pacífico Colombiano, (…)”, la misma fue negada por la ANI, el 11 de octubre de 2017, decisión ratificada el 26 de diciembre de 2017, tras resolver el recurso de reposición interpuesto por la sociedad.

Sin embargo, en febrero de 2018, el representante legal de la Sociedad Promotora Proyecto Arquímedes S.A. interpuso la solicitud de revocatoria directa contra la resolución por la cual se negó la solicitud de concesión portuaria y también contra la resolución del recurso de reposición, en la que se ratificó la negación. En abril de 2018, se resolvió esta solicitud de revocatoria directa y se dio continuidad con el trámite de concesión portuaria presentado.

Al continuar con el trámite de concesión portuaria, Arquímedes S.A., debió renovar la póliza de garantía de seriedad de la propuesta, tal como se enuncia en artículo 2.2.3.3.7.4 del Decreto 1079 de 2015, por un plazo igual a la inicial, es decir, por dos años más, contados a partir del momento en que se reanudó el trámite, desde el 1 de mayo de 2018.

La ANI, por su parte, hizo varios requerimientos para que se allegara la garantía con la vigencia, según lo exige la ley. En su más reciente respuesta, en abril de 2020, la Arquímedes S.A. presentó como garantía o cobertura del riesgo de la seriedad de la oferta un contrato de fianza suscrito con la Compañía Colombiana de Créditos y Fianzas S.A.S – Afiancol, que no corresponde a una garantía válida.

Por lo cual, la ANI solicitó concepto jurídico de la Agencia Nacional de Contratación Pública – Colombia Compra Eficiente y a la Superintendencia Financiera, con el objeto de determinar si el Contrato de Fianza es una garantía aceptable, en marco de la Ley Aplicable, para acreditar la garantía a la seriedad del ofrecimiento en el trámite de la solicitud de otorgamiento de una concesión portuaria y ambas entidades confirmaron la negativa afirmando que la fianza no es válida. El incumplimiento de los requerimientos llevó a la ANI a tomar la decisión de desistimiento tácito de la solicitud de concesión.

Sin embargo para Rodrigo Negrete Montes, abogado experto en derecho ambiental, “lo que pasó no significa que el Puerto no vaya”, le dijo a Natural Press, “es una medida dentro de la normalidad legal y una vez se subsane la Sociedad Promotora del Proyecto Arquímedes continuará con el proceso”, aclara el abogado.

Seres vivos que garantizan la vida de todas las especies en el planeta y de quienes no conocemos mucho

Para Negrete Montes, el tema es meramente formal, “la ANI hizo lo mismo con la Sociedad Portuaria de San Antero frente al proyecto Graneles del Golfo que pretendía construir un puerto de graneles en San Antero Córdoba. Es un proceso de revisión documental, cuando eso sucede quienes no cumplan con la entrega total de información dentro del tiempo estipulado por la entidad se declara un desistimiento pero eso no significa que no se pueda volver a activar el proceso” precisa el abogado frente a las voces de victoria que se han levantado en las últimas horas a través de diversos medios de comunicación.

La lectura sobre los hechos según el experto en derecho ambiental es que, en el caso de Tribugá, el proyecto seguirá adelante. “La Sociedad Portuaria Arquímedes ha manifestado su interés ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales ANLA con el fin de aportar la información relacionada con el Diagnostico Ambiental de Alternativas y eso sucedió durante el mes de septiembre” afirma el abogado.

Actualmente la Sociedad Portuaria Arquímedes está desarrollando el Diagnóstico Ambiental de Alternativas, propuesta técnica que debe ser presentada ante la ANLA en la que se debe suministrar información para que la entidad pueda evaluar y comparar  diferentes opciones bajo las cuales sea posible desarrollar el proyecto portuario.

El abogado reitera que no es un “adiós” al Puerto de Tribugá, “es un tema formal y la Sociedad está haciendo los estudios portuarios y técnicos ambientales para continuar adelante con el proyecto” y reitera que es importante recordar que “hace pocas semanas el Gobernador del Chocó estaba interesado en que se declarase la utilidad pública del proyecto en la asamblea del departamento por lo que todo es parte de un andamiaje para continuar adelante con el proyecto” concluye Negrete.

Por su parte las comunidades se manifestaron a través de un comunicado de prensa en el que desde Alianza Nuquí celebran la decisión e invitan al Gobierno Nacional y a las autoridades regionales y locales, a las organizaciones de la sociedad civil y a los demás interesados a continuar haciendo seguimiento al proceso y a seguir impulsando el modelo de desarrollo propio e interétnico de la región, basado en la pesca artesanal responsable, el ecoturismo comunitario, la agricultura, la preservación de saberes culturales tradicionales, las áreas protegidas, entre otros.

“Esta decisión da cuenta de la falta de capacidad técnica y financiera de Sociedad Arquímedes para asumir una obra de semejante envergadura, que traería importantes impactos negativos económicos, socioculturales y ambientales a las comunidades y al territorio” afirma la Alianza Nuquí.

Para la organización comunitaria si bien el desistimiento es un mecanismo para terminar el proceso de solicitud de la concesión portuaria, la notificación de la ANI puede ser controvertida en los próximos días por Sociedad Arquímedes. “Por tanto, desde Alianza Nuquí continuaremos haciendo seguimiento al proceso” expresa la comunidad.

La comunidad deja claro en su comunicado que si la construcción del Puerto de Tribugá se desestima por instancias administrativas, carece de objeto incentivar estrategias que contribuyan a la ejecución del mismo. “Por eso, instamos a la Gobernación del Chocó a retirar el Proyecto de Ordenanza que pretende declarar el Puerto de Tribugá como obra de utilidad pública e interés social y a las demás autoridades correspondientes a tener en cuenta esta decisión en el momento de evaluar la viabilidad de este proyecto”.

Eventualmente se puede haber pausado momentáneamente el proyecto que pretende construir este puerto en el Pacífico colombiano, sin embargo, al hacer un análisis cuidadoso y detallado de la situación, aún no se puede afirmar que el proyecto no vaya, todo parece indicar que quienes se oponen a la construcción de esta mega obra deberán permanecer vigilantes, pues hasta el momento, el puerto de Tribugá, sí va.

Related Posts

Deja un comentario