News

Primer censo nacional registra 63 cóndores andinos en el país

Aproximadamente 63 cóndores andinos sobrevuelan los Andes en Colombia según los registros preliminares entregados por la Fundación Neotrópical de acuerdo a los resultados del primer censo nacional realizado en el mes de febrero. Hay más adultos que juveniles y la identificación de sitios de anidación, siembran una nueva esperanza .

Las cifras y las conclusiones del primer ejercicio ciudadano que se realiza en el país para conocer el estado poblacional del Cóndor Andino en Colombia, fueron entregadas recientemente por  el equipo científico de la organización.

Sin mucho fundamento técnico, se  pensaba que Colombia tenía 130 individuos volando sobre la geografía nacional, pero las cifras iniciales arrojadas por el primer censo nacional reducen el número casi a la mitad.

La información se obtuvo gracias a un ejercicio de ciencia ciudadana en el que participaron un total de 207 voluntarios entre observadores, biólogos, miembros de comunidades indígenas, organizaciones conservacionistas y funcionarios públicos, quienes tomaron datos en campo durante dos días en 84 puntos diferentes del país.

Las conclusiones entregadas recientemente por la Organización dedicada a la investigación para la conservación del Cóndor Andino Vultur gryphus,  afirman que en 44 de los 84 puntos establecidos para la recolección de información, registraron presencia de Cóndor Andino.

Los lugares con mayor avistamientos del ave emblemática de los Andes que en Colombia está En Peligro Crítico, fueron los páramos de los Andes nororientales en donde se registraron 34 individuos y la Región Caribe específicamente, Sierra Nevada de Santa Marta y Serranía de Perijá al norte de Colombia en donde registraron la presencia de 16 individuos.

Le puede interesar: Para qué contar cóndores en Colombia 

En el  Parque Nacional Natural Los Nevados se registraron siete cóndores, Parque Puracé  tres y en Resguardo Indígena Chíles-Cumbal,   ubicado en el nudo de los Pastos en área fronteriza entre Colombia y Ecuador, tres.

La iniciativa que se llevó a cabo por primera vez en el país en un ejercicio participativo en el que fueron capacitadas más de 300 personas en una metodología creada para poder tomar datos eficientes de un ave con desplazamientos de hasta 300 kilómetros en un día, permitió que al final, 207 personas se movilizaran hasta las alturas de las tres cordilleras colombianas, sitios en los que se ha registrado presencia de cóndores. Los datos entregados le permitieron a la Fundación Neotrópical generar conclusiones importantes para determinar preliminarmente el estado de las poblaciones de cóndores en el país.

“Es la primera iniciativa de este tipo y más con una especie con alta capacidad de movimiento como el cóndor y contar con la ciudadanía es necesario para generar datos que nos indiquen esas tendencias poblacionales”, afirma Fausto Sáenz director científico de la Fundación Neotropical.

“El ejercicio nos ha mostrado la importancia de continuar con la activad para seguir conociendo la dinámica poblacional del cóndor en Colombia”. Fausto Sáenz

Hay puntos sobre los que la organización aún tiene  incertidumbre, por eso es necesario seguir haciendo el Censo para generar información y capacitar a los observadores en el conocimiento para la identificación de sexos y edades de los individuos , explica Sáenz.

Foto Guillermo Gómez
Foto Guillermo Gómez

Preocupaciones

La Fundación Neotrópical ha sido enfática en afirmar que los resultados son preliminares que hay incertidumbre en algunos datos sobre la población pero la información que puedan recoger cada año, genera los datos necesarios para implementar acciones que permitan la conservación de la especie.

Entre las conclusiones que se obtuvieron, los datos arrojados muestran que hay muchos más machos que hembras y una de las preocupaciones es la poca observación de cóndores juveniles, frente a una población predominante  de adultos.

Le puede interesar: Cóndores en el corazón del mundo 

Fausto Sáenz explica que, “hay 1.13 machos por cada hembra y es una proporción balanceada en cuanto al sexo, pero cuando se hace el análisis en la edad hay una proporción a favor de los adultos en los que por cada uno, hay 1.43 individuos inmaduros indicando el bajo reclutamiento de nuevos individuos para la población total”. Sin embargo, esa es la información que arrojó el primer censo, pero los investigadores  creen que es posible que el próximo año considerando las características reproductivas de la especie con posturas de huevos cada dos o tres años, es  posible que al momento del nuevo censo la proporción sea mayor según la Fundación Neotrópical.

Para la Organización conservacionista el dato genera una alerta que muestra que la reproducción o el recambio que se presenta en la población hasta el momento es muy bajo, lo que podría indicar que no están naciendo suficientes individuos para mantener estable la población de la especie en el país, una noticia poco alentadora cuando el Cóndor Andino Vultur gryphus en Colombia está es Peligro Crítico según el Libro Rojo de Aves de Colombia.

“Hay 1.13 machos por cada hembra y es una proporción balanceada en cuanto al sexo, pero cuando se hace el análisis en la edad hay una proporción a favor de los adultos en los que por cada uno, hay 1.43 individuos inmaduros indicando el bajo reclutamiento de nuevos individuos para la población total”.Fausto Sáenz

Foto Cóndor Juvenil, Daniel Badillo Censo 2021
Foto Cóndor Juvenil, Daniel Badillo Censo 2021

Las buenas noticias

En la Serranía de Perijá al norte de Colombia en la Cordillera Oriental, hay registros de  un posible nido activo y cóndores con comportamientos reproductivos.

Los cóndores ponen los huevos en riscos y paredes rocosas de las montañas, entre piedras y arena aprisionan el huevo que eclosiona en el lugar y ambos padres cuidan del pollo que permanece con ellos hasta adquiere su independencia después del año de nacido. El cóndor alcanza la madurez sexual a los 7 u 8 años de edad cuando ya posee un aspecto de adulto y puede establecer pareja para reproducirse.

Le puede interesar: Cóndores del Mar a la Montaña

Otra buena noticia es el Alto número de registros en páramos de los Santanderes en el páramo del Almorzadero que incluye siete individuos al tiempo vistos sobre los riscos y también se confirmó la presencia de 20 individuos comiendo en un solo lugar, sin registro fotográfico del hecho.

Igualmente se confirmó la presencia de dos parejas establecidas en PNN Nevados, posible territorio reproductivo  que ofrecería nuevas oportunidades de estudio de la biología reproductiva del Cóndor Andino.

Una mirada al pasado

A finales de los años 80 y durante los años 90 en Colombia se desarrolló un programa para la conservación del Cóndor Andino con el apoyo de la Sociedad Zoológica de San Diego (EE. UU) en el que se definieron ocho núcleos para el repoblamiento  y se liberaron varias parejas de la especie para un total de 71 individuos. De ese total solo 39 sobrevivieron pero nunca se evaluó el éxito del programa reproductivo y de repoblamiento de los ejemplares reintroducidos. A pesar de su trascendencia y representatividad, en estos momentos del siglo XXI los impactos de esos esfuerzos siguen teniendo una importante dosis de incertidumbre.

Para Fausto Sáenz, es importante conocer esa información y saber cuál fue el éxito del programa. Llama la atención como en el pasado uno de los núcleos de liberación fue el Parque Nacional Natural Chingaza en donde se había observado al menos la presencia de una pareja de cóndores reintroducidos hacia la jurisdicción de Corpoguavio pero durante el censo no se registró la presencia de estos individuos asegura el investigador.Sin embrgo, se debe aclarar que en esta región en particular las condiciones climáticas durante el censo no fueron las mejores, lo que pudo afectar la probabilidad de ver al Cóndor Andino.

“Existe un gran vacío informativo en el país, por lo que continuar con el levantamiento de información se hace necesario para saber qué ha pasado con la población de cóndores y sobre eso tomar medidas y acciones para la conservación de la especie”.

La presentación del informe, concluyó haciendo un llamado a las instituciones para asegurar su participación de forma más activa y con eso lograr recoger información más amplia para el próximo censo nacional y que además facilite la logística para su desarrollo y apoye el análisis previo de los datos.

Es clave lograr la  participación de los Parques Nacionales Naturales con presencia de la especie como el Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta al que no se pudo acceder en los diversos puntos, Cocuy,  Nevados, Puracé, entre otros y vincular a más  comunidades indígenas para asegurar la generación de datos en zonas de importancia para la especie.

Un ejercicio exitoso que deberá desencadenar la toma urgente de decisiones para conservar una de las especies más emblemáticas del país.

Related Posts

Deja un comentario